Donar, adoptar y salvar

La octava edición del mercadillo benéfico de Defensa Animal Zamora se despide hasta el invierno y destaca la iniciativa de los zamoranos para mejorar la vida de los animales

16.07.2016 | 01:26
Mercadillo de DAZ

El local número 24 de la calle San Torcuato ha quedado oscuro y vacío de nuevo, a la espera de unos nuevos inquilinos. Durante las últimas tres semanas y hasta ayer, el cartel del mercadillo benéfico de Defensa Animal Zamora se encargó de decorarlo y de atraer a los transeúntes hacia un espacio repleto de donaciones.

"Los zamoranos en seguida se apuntan a todo lo que conlleve un beneficio para nuestras campañas", apunta Miriam García, presidenta de ADZ. "Gracias a la generosidad y la participación en nuestras campañas, conseguimos convertir las denuncias de la región en condenas".

Con precios que no superaban los 20 euros, el mercadillo ofrecía una gran variedad de objetos: desde juguetes a ropa, pasando por manualidades e incluso consolas. El destino del dinero estaba más que claro: la financiación de la residencia, la comida y los casos médicos más urgentes de los animales, superando algunos los 2.000 euros. "Te encuentras situaciones en las que o los llevas al veterinario de inmediato o se mueren", contaba Carmen Rodríguez mientras organizaba cuidadosamente las donaciones de particulares y algunas tiendas.

Sin embargo, no solo consiste en recaudar, sino en difundir el mensaje y encontrar hogares. El tablón de anuncios con más de 30 fotos de perros y gatos lo corroboraba y permitía a los más interesados hacerse una idea de la cantidad de animales que se abandonan día a día en la región. "Necesitamos casas de acogida urgentemente", apunta. "Por eso es mejor que la gente se interese más en adoptar que en comprar unas zapatillas, un pañuelo o un collar".

La asociación está de acuerdo en que esta vez ha dado más frutos, pero que el dinero nunca sobra. Defensa Animal Zamora vive al día: "Si hoy entran 100 euros, mañana se irán en vacunas, esterilizaciones u operaciones", añade Carmen Rodríguez.

El mercadillo benéfico es nómada, cada año se asienta en una calle distinta y en un local que, en general, no es gratuito. Como cualquier inquilino y sin más ayudas que la generosidad de algunos, DAZ paga la luz y el precio de alquiler. "Si se recaudan 2.000 euros durante las tres semanas, alrededor de 1.500 se van únicamente en el local y los impuestos", calcula Carmen.

El mercadillo abre sus puertas, en verano y diciembre, épocas en las que se multiplica el abandono de mascotas. Por ello, DAZ piensa en seguir apelando a la solidaridad zamorana para encender las luces de algún local durante los próximos años y salvar vidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine