02 de julio de 2016
02.07.2016
0/21
Gregorio G. Olmos | Novelista

"Una esvástica pintada en un muro no implica una sociedad antisemita"

"La segunda parte de "Yucé, el sefardí" estará ambientada en Toledo y hablará sobre los conversos"

02.07.2016 | 01:45
Gregorio G. Olmos.

Autor de la novela "Yucé, el sefardí", Gregorio G. Olmos se ha estrenado como ponente en la cuarta edición del Congreso Sefardí para reflexionar sobre el concepto de antisemitismo.

-"Castilla, madrastra perversa" es el título de su presentación. ¿Puede explicarlo?

-El título es algo ambiguo. Con "madrastra" me refiero a que los judíos se sentían aquí como si Castilla no fuera su verdadera madre y "perversa" es una ironía, dado que defiendo que el reino no se portó del todo mal con los hebreos. En algunos casos, fueron muy benevolentes.

-Ha hablado sobre antisemitismo, ¿por qué?

-Estoy ya cansado de escuchar que la sociedad española medieval fue antisemita, acusando a los españoles de odio a la raza judía y eso es absolutamente falso. Lo que sí hubo fue un antijudaísmo a través de una sucesión de concilios y otros actos en cuanto a limitar el judaísmo con la esperanza última de la conversión. He intentado trasladar a los presentes lo que es el antisemitismo, un concepto decimonónico que no se puede aplicar a la Edad Media, y también que no me gusta que a los españoles nos llamen antisemitas.

-Suele decirse que los Reyes Católicos se portaron inicialmente bien con los judíos porque los necesitaban, ¿está de acuerdo?

-Isabel y Fernando estaban muy influenciados por todo lo que el clero había venido diciendo durante muchísimos años. Para unificar la Corona, según el pensamiento de la época, necesitaban que los judíos se convirtieran, aunque tampoco vamos a negar que sus contribuciones les venían bien. La base, sin embargo, es que la fe de los judíos debía transformarse en cristianismo.

-Actualmente se habla de grupos emergentes de ultraderecha en varios países y de un antisemitismo cada vez más fuerte, ¿cuál es su reflexión?

-Yo me muestro muy cauteloso con el concepto de antisemitismo. Que alguien venga a Zamora y vea una esvástica dibujada en un muro, como denunciaba la historiadora Ahuva Ho, no significa que los zamoranos sean antisemitas. Lo que existe es un odio hacia el pueblo de Israel por parte de aquellos que lo consideran un pueblo genocida con los palestinos. Es decir, que más que antisemitas, creo que hay anti-israelitas.

-¿Cómo va la segunda parte de "Yucé, el sefardí"?

-Muy avanzada. Voy a presentarla a un premio literario a finales de año y espero poderla editar muy pronto. Versará sobre la vida de los conversos y estará ambientada en Toledo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine