El Sevilla | Humorista que actúa en el Principal

"Sería feliz siendo la perfecta ama de casa, aunque esté mal visto"

"Los únicos gobiernos que funcionan en España son los de las comunidades de vecinos"

23.04.2016 | 02:46
El Sevilla durante su monólogo.

Miguel Ángel Rodríguez Jiménez, El Sevilla, actúa en la ciudad aunque sin su grupo, sin los Mojinos. Viene en solitario con una nueva faceta, la de monologuista este viernes al Teatro Principal.

-El Sevilla es un hombre polifacético.

-Yo lo resumo diciendo que me dedico al humor. Empecé con la música de ahí me llevaron a la radio, luego hice televisión y cine, había hecho de todo el humor incluso escribí en prensa y en El Jueves y lo que faltaba era esto. Un día un amigo de Zaragoza, cuyo negocio cumplía 25 años, me propuso subirme al escenario. Mi mánager me hizo fotografías, lo subió a las redes sociales y en nada, más 30 salas querían fecha para que El Sevilla hiciera monólogos.

-¿Cómo encaró la preparación de "Reflexiones del hombre lengua"?

-Estuve preparándolo un año para que el texto fuera potente. Mi arma es la lengua y tengo que hacer que la gente se olvide de que estoy solo en el escenario. Voy vestido de Sócrates y más que un monólogo se puede decir que es una terapia de grupo donde necesito a la gente. El camino más directo para la felicidad es la sabiduría, tal y como decía Sócrates, por lo que necesito que al salir el público sea más sabio que cuando entró y un poco más feliz. Es un espectáculo rico en ingenio en el que hago pensar en pequeñas tonterías. De hecho comienzo el espectáculo en silencio y digo, estoy pensando de tal forma que hago pensar al espectador desde el primer minuto, lo que tiene un gran valor ahora pues hablamos sin pensar y no pensamos los que decimos.

-¿Por qué elige a Sócrates?

-Sócrates fue el que a mí me engancho a la filosofía. Él defendía que la forma más directa de inculcar los conocimientos era a través del humor, pero tomo pensamientos de distintos filósofos. Menciono a Aristóteles, Pitágoras o a Perogrullo, que no existió. Es un espectáculo donde están hilado el humor y la filosofía desde el inicio. Todo surge porque di una conferencia para 400 estudiantes de Filosofía tras publicar "El hombre que hablaba con las ranas", donde hacía el intento de ser filósofo. El mensaje que lanzo en el escenario es que no sabemos nada, pues conocemos a Unamuno de oídas o de Atila solo sabemos fue el rey de los hunos. Hay cosas muy curiosas o gilipolleces que han dicho los grandes de la filosofía o de la literatura y yo me quedo con la parte del humor. A mayores aporto ideas mías, pero lejos de la política y de la religión. Tampoco me meto con nadie.

-Alude a pensadores griegos quienes fueron los creadores de la democracia.

-Los griegos clásicos han inventado la democracia, pero nunca ha funcionado en este país. En España solo han funcionado los gobiernos de clanes y de las comunidades de vecinos. La democracia entonces recurría a los sabios y ahora recurren a los consejeros que cobran mucho. Es muy difícil ser presidente de una comunidad y más ser alcalde porque resulta fácil que pase dinero por tus manos y lo raro es no quedárselo por la forma de ser del hombre. Lo complicado es ser honrado, como prueban los papeles de Panamá.

-Podía hacer mil chistes de eso y de la situación política actual.

-Sí, pero me he buscado lo complicado y yo no valdría. Sócrates decía que el escalón más cercano a la felicidad es el de la ignorancia y siempre pongo el ejemplo de mi abuela Pilar quien un día con 95 años preguntó que quién era ese que salía en la televisión y era Zapatero. Me encantaría llegar a ese punto con la política y se puede. Cada vez hay más gente que conozco que no tiene televisión. Se puede ser mucho feliz si te apartas de ciertas cosas.

-¿Y qué suprimiría de su vida?

-Uff no sé... pero si pudiera yo sería feliz siendo la perfecta ama de casa, aunque suene muy mal. (Risas). Me encanta levantarme y preparar el desayuno a mis niños con mi mujer, arreglarlos, llevarlos al colegio, prepararles la comida, pues me encanta cocinar, y luego llevarles a sus actividades. Suena mal y hasta está mal visto porque no estamos acostumbrados.

-Sevilla, ¿qué le queda por hacer en el mundo del espectáculo?

-Hasta ahora pensaba que una película porno, pero se estrena ahora una en la que hago un cameo, pero ni me desnudo ni nada. (Risas). Se estrena una versión de Mortadelo y Filemón y hago del profesor Bacterio. En teatro no me daría miedo hacer nada que tuviera que ver con el humor. No cierro las puertas a hacer comedias y si no lo he hecho ha sido por cuestión de tiempo. De octubre a junio los Mojinos damos unos diez conciertos y la temporada fuerte es en verano.

-Usted fue uno de los participantes de la última edición de "Tu cara me suena".

-Yo había hecho programas en Canal Sur o en La2, pero nunca en horario de máxima audiencia. Primero vino "Mira quién baila", que me costó mucho hacerlo, y luego vinieron "Tú sí que vales" y "Tu cara me suena". Mi vida profesional y personal cambió con "Mira quién baila". Me gustó mucho la televisión, sino no hubiera seguido como pasó con el cine que he hecho varias películas, pero no me siento cómodo. También me han llamado para los programas como gran Hermano Vip, pero no me va.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine