El acusado, único culpable del accidente al ir bebido y a gran velocidad

17.02.2016 | 00:23

El siniestro es "resultado de la manifiesta imprudencia del acusado", de "la importancia de los incumplimientos del acusado", y "se hubiera producido igual" si la mujer muerta y quien conducía el coche hubieran ido con el cinturón de seguridad puesto, incide la Audiencia Provincial en su sentencia, ya que el condenado circulaba sin cumplir los "deberes objetivos de cuidado" exigibles. A renglón seguido recuerda que el joven conductor, de iniciales D.B.N., que llegó a "perder el control de su vehículo y circular a una velocidad superior a la permitida" y "en tramo urbano", para incidir en que tal comportamiento fue "consecuencia de haber ingerido bebidas alcohólicas".

El presidente de la Audiencia y ponente del fallo agrega que el conductor vulneró "el deber de previsibilidad y de evitabilidad", así como "los esenciales deberes de prudencia y diligencia". La sentencia apunta que el accidente de tráfico se produjo en un tramo "dotado de señalización secuencial suficiente" y destinado a "ordenar la circulación con moderación", a lo que "no solo no atiende" el procesado, sino que circula "a velocidad muy superior a la permitida y desatento a las circunstancias del tráfico". El fallo recoge cómo el vehículo embestido por detrás, en el que viajaba la víctima mortal, estaba situado adecuadamente para realizar un giro hacia la izquierda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine