Antonio García | Ingeniero de Telecomunicaciones e inversor

"La incertidumbre política de España afecta muy negativamente a la Bolsa"

"En una situación como la actual el mejor consejo es no comprar valores, pero es de esperar que, cuando se toque fondo, llegue una reacción alcista"

16.02.2016 | 10:19
Antonio García.

La Bolsa de Madrid abre hoy con incertidumbre. De hecho, nadie se atreve a decir si subirá o bajará, visto lo que pasó durante la semana pasada, cuando las acusadas caídas se sucedían de importantes repuntes. Una semana negra marcada por el comportamiento de los bancos ante las nuevas dudas suscitadas sobre la salud de sus cuentas. Las entidades españolas, entre otras, recibieron un duro castigo por parte de los inversores, un castigo que para muchos está injustificado ya que los bancos "han hecho los deberes" en los últimos años. Justificada o no, la situación es la que es. Antonio García, inversor zamorano, analiza la situación de la bolsa española y sus perspectivas para los próximos días. Aunque reconoce que, dada la situación actual, es muy complicado aventurar nada, García apunta que, bajo su punto de vista, la situación no anticipa otra recesión a nivel global, algo que sí intuyen otros analistas.

-La primera pregunta es sencilla. En los últimos días la bolsa ha tenido fuertes caídas y también fuertes repuntes. ¿Qué está pasando?

-Lo primero que hay que decir es que es más fácil hablar de todo esto cuando ya ha pasado. Lo complicado era adivinarlo antes, y eso no hay nadie en el mundo que sea capaz de hacerlo aunque ahora muchos digan que lo sabían. Dicho esto, para comprender el comportamiento de la bolsa y de los mercados financieros en los últimos días hay que tener en cuenta que existe una gran incertidumbre sobre cómo va a funcionar la economía, si va a repuntar con la fuerza que se esperaba. Tiene mucho que ver el sector financiero, por supuesto. Hay bancos que han encarecido el precio del dinero y luego han intentado dar marcha atrás, pero ya estaba hecho. Ha pasado en Estados Unidos y ha sido un error, como cuando lo hizo el Banco Central Europeo, subiendo unos tipos que no tendrían que haber subido por nada.

-Y, claro, es importante el petróleo, ¿no es así?

-Por supuesto. Los pequeños inversores no sabemos todo lo que está pasando, pero entre los países productores hay tensiones importantes. Arabia Saudí está intentando "inundar" de petróleo el mercado, y eso tiene sus consecuencias. ¿Qué ocurre? Que hay países vendedores que ven como el barril de petróleo pierde valor y se viene abajo, y no tienen más remedio que tirar de deuda pública. Estos países hacen inversiones grandísimas en el resto del mundo y confían en los ingresos del petróleo. Como no tienen los ingresos esperados y necesitan liquidez, no tienen más remedio que vender y desprenderse de buena parte de sus activos en bolsa. Cuando un ahorrador, un pequeño inversor como yo o como cualquiera que esté en bolsa vendemos acciones, la compañía ni se inmuta. No tenemos tanto poder. Pero cuando lo hace un fondo de inversión de uno de estos países, que tienen miles de acciones, el valor se viene abajo. Pero es que ellos necesitan dinero para que el país siga funcionando.

-Se habla también de factores externos. Grecia, por ejemplo, vuelve a estar de actualidad. ¿Es tan importante el país heleno?

-Las bolsas reacciones por cualquier cuestión, por mínima que pueda parecer. Siempre se dice que la bolsa sube con el rumor y se estabiliza con la noticia. Si ahora vuelve a hablarse de la posibilidad de que Grecia salga del Euro o sobre que pida un nuevo rescate, eso afecta bastante. España no es el país más afectado, pero otros estados sí tienen inversiones ahí. La inestabilidad, en general, afecta muy negativamente a la bolsa.

-Hablando de incertidumbre. ¿Afecta la situación política que en estos momentos se vive en España?

-Claro que sí. Estamos en un momento delicado y eso no gusta a los mercados financieros, aunque también hay que tener en cuenta que España forma parte del mercado mundial y en estos momentos todo tiende a la baja. Cuando surja un nuevo gobierno la bolsa reaccionará y subirá. Con permiso de Estados Unidos, China, Alemania o Reino Unido, claro.

-Los bancos están siendo los grandes protagonistas de los últimos días y el consejo general es no comprar sus valores. ¿Está de acuerdo?

-Sí, pero no solo en los bancos. En una situación de caída general el mejor consejo es no comprar en nada. Recomendar la compra en estos momentos es a mi juicio un error. El que está metido no tiene otra salida. Yo diría que en estos momentos no hay que comprar en banca ni en empresas que se dediquen al petróleo o al acero.

-Sin embargo hay valores bancarios que, por su bajo precio, pueden resultar ahora muy atractivos.

-Desde luego que el Santander a poco más de tres euros es muy atractivo. Si alguien quiere lanzarse, que lo haga, pero el inversor particular lo tiene complicadísimo. Dicho esto, lo bueno para el pequeño inversor es que caiga la bolsa, porque es entonces cuando puede volver a entrar.

-Entonces, ¿qué está pasando con la banca?

-Especulación. Si viene otra recesión, que no lo creo, los inversores piensan que llegará por la banca, como ha sucedido hasta ahora. Por eso castigan sus valores, venden las acciones para refugiarse en otros más seguros o simplemente para obtener liquidez. Pero no creo que vaya a pasar eso. Los temores se han dado por las pérdidas millonarias ofrecidas por Deutsche Bank, pero no creo que nadie piense que el banco alemán va a quebrar. No es la misma situación de Lehman Brothers, cuya quiebra desató la crisis financiera que ha vivido en todo el mundo.

-Los "expertos" dicen que la bolsa es el único instrumento capaz de anticiparse con cierta fiabilidad a la situación económica que se vivirá a futuro. Si esto es así, ¿qué va a venir, económicamente hablando?

-Crecimiento, pero primero el tema monetario tiene que estabilizarse y el consumo debe volver a valores normales. No creo que los mercados financieros hayan tocado fondo, es posible que bajen aún más, pero sin duda lo que va a venir después es una reacción alcista porque queda poco camino hacia abajo. No tiene sentido que Repsol cotice a los valores que cotiza ahora. El Santander tampoco es peor ahora que a principios de año o finales del año pasado. La banca en Europa está muy saneada. Bankia no tiene nada que ver ahora con la misma entidad de hace unos años. Las eléctricas también subirán, se sigue consumiendo electricidad.

-¿Descarta, por tanto, otra recesión, como indican otros analistas?

-A nivel global sí, pero es que a nivel de materias primas ya estamos en recesión, y no hay más que ver que lo que está pasando con el petróleo, que está dejando muy tocados a países como Rusia o Brasil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine