14 de febrero de 2016
14.02.2016

El caso del fraude de la sal a Fomento, pendiente de pruebas caligráficas

Expertos de la Guardia Civil analizan albaranes de una imputada por la supuesta venta de chatarra de la red viaria

14.02.2016 | 06:10
Centro de Conservación de Carreteras de Sanabria.

El Juzgado de Puebla de Sanabria espera el resultado del análisis caligráfico de albaranes de la venta de chatarra procedente de la red viaria nacional a una empresa de Palencia y de sal para determinar si la firma de los mismos se corresponde con la de una empleada de la UTE Rionegro, adjudicataria hasta mayo de 2011 del mantenimiento de las carreteras de la zona de Sanabria-Carballeda. El informe de los expertos del Departamento de Grafística de la Guardia Civil cerraría la fase de instrucción y daría paso a la de calificación de los hechos por el Ministerio Fiscal para que solicite las penas para los 15 imputados que considere oportunas por posibles delitos de malversación de caudales públicos o apropiación indebida, cohecho, tráfico de influencias, defraudación a Hacienda y falsedad documental.

En la causa del fraude al Ministerio de Fomento en Zamora, en la que están imputados funcionarios de la Unidad de Carreteras de Zamora y trabajadores de la UTE Rionegro, existen certificados sobre toneladas de sal empleada en las campañas de invierno muy superiores a las realmente empleadas, a veces del doble. También se investigan certificaciones de gastos personales de otros empleados girados a la UTE.

La prueba solicitada por el abogado de la trabajadora, de iniciales R.M.I., trata de desmontar las acusaciones formuladas en ese sentido contra ella. En el sumario se recoge también que "ha consentido que se facturasen a la UTE gastos personales de funcionarios de Fomento, ya que ella hacía las certificaciones, como estancias en hoteles para asistencia a congresos del personal de la UTE y de funcionarios" de la Unidad de Carreteras de Zamora.

Asimismo, se le acusa ordenar a trabajadores de la UTE que trasladaran material a su chalé de Moraleja del Vino, como azulejos o plaquetas que adquirió en Madrid, transportadas por vehículos de una de las empresas de la UTE, según consta en el sumario que recoge las declaraciones de uno de los testigos.

Las diligencias judiciales detallan los trabajos en domicilios de otros imputados, así como el pago de regalos, entre otros gastos.

La acusación pública sostiene que existen facturas a nombre de la trabajadora R.M.I. por importe de 37.365,04 euros por la venta de 220.540 kilogramos de chatarra procedentes del mantenimiento de las vías públicas a una empresa de Palencia para su "beneficio personal", según consta en el sumario. Los siete albaranes que se aportan en las diligencias tienen "el DNI de la imputada, el nombre y la firma", según consta en las diligencias judiciales.

El fiscal jefe de la Audiencia Provincial, Rafael de Vega Irañeta, agrega en sus imputaciones que la trabajadora de la UTE Rionegro estampaba su firma en los certificados de sal utilizada supuestamente en las campañas de invierno, pese a las irregularidades existentes.

El posible fraude a Fomento por la gestión en el mantenimiento de las carreteras de la zona Sanabria Carballeda, que investiga el Juzgado de Puebla de Sanabria desde marzo de 2012, abarca la investigación de albaranes de sal, en los que se llegaron a certificar hasta más de 10.000 toneladas del fundente cuando en la UTE Rionegro habría usado menos más 4.000, según la Fiscalía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine