Un maltratador se enfrenta a un año de prisión por aproximarse a su expareja

La pulsera que lleva el hombre dio la alarma cuando se acercó a la mujer

02.02.2016 | 20:25

Un hombre condenado por violencia de género a mantenerse alejado de su expareja hasta el año 2020, por lo que lleva un dispositivo GPS para mantenerle localizado, la denominada "pulsera", se enfrenta a un año de prisión por incumplir la sentencia. El hombre se aproximó a menos de 500 metros a la víctima, una mujer zamorana con la que tiene dos hijos, precisamente cuando salía de visitar a sus dos pequeños en el punto de encuentro de la capital, el 17 de enero de 2015.

El dispositivo dio la alarma en cuanto el acusado se acercó a la mujer, lo motivó la intervención de la Policía Nacional.

En el juicio celebrado ayer manifestó que el GPS falla y pita sin que se lo llegue a quitar. Se trata de una medida de seguridad que le mantiene localizado en todo momento, del que no puede desprenderse por ningún motivo, al objeto de controlar todos sus movimientos y preservar la seguridad de su expareja, a la que el Juzgado a reconocido por sentencia como víctima de violencia de género. En ese momento cuando el dispositivo dio la alarma. El Juzgado de lo Penal deberá ahora determinar si le condena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine