Esqueletos de la burbuja inmobiliaria

El Ayuntamiento ultima la reversión de cinco parcelas enajenadas entre 2006 y 2008 para obra social y cuyas licencias han expirado sin rastro de construcción

17.01.2016 | 06:10
Viviendas de protección oficial a medio hacer dentro del plan parcial de San Frontis.

Entre los años 2006 y 2008, el Ayuntamiento de Zamora tramitó la enajenación de varias parcelas a diferentes constructoras para la construcción de obra social. Diez años y varias quiebras después, no hay ni rastro de aquellas viviendas de protección, centros deportivos y de ocio o residencia de ancianos. El equipo de Gobierno ultima la reversión de esas parcelas, aunque anuncia «flexibilidad» para terminar los proyectos.

Año 2006.

La burbuja inmobiliaria en España comienza a perder aire al mismo tiempo que el Ayuntamiento de Zamora alcanza acuerdos con diferentes constructoras. Se enajenaron varias parcelas municipales con unas condiciones bastante concretas. Entre ellas, la construcción de viviendas de protección oficial, el levantamiento de un centro deportivo o la instalación de una residencia de ancianos. Obra social que hoy, diez años después, ni está ni se la espera. Por el camino, quiebras, litigios o simple afán de no construir.

Plan parcial Valderaduey.

El caso más sonado en esta problemática sea, quizás, el del plan parcial Valderaduey. Un total de cinco parcelas vendidas a Proinsa por 5,5 millones de euros para la construcción de 250 viviendas de protección oficial. Tras un concurso de acreedores y problemas judiciales, las parcelas regresaron a titularidad municipal.

Plan parcial Benedictinas I.

Dentro de este plan parcial, la primera de las polémicas llegó con una parcela en la que estaba prevista la construcción de una residencia de ancianos. Con una superficie de 7.965 metros cuadrados, fue enajenada en 2007 a la empresa CyL Bass (grupo Arcebansa) por importe de 1.105.842 euros. Nueve años después, el Ayuntamiento recuperó la parcela.

Plan parcial Pinilla.

Se trata de una parcela enajenada a la empresa Covical en 2007 por 315.000 euros. Debían construirse 15 viviendas sociales. El Ayuntamiento acaba de decretar la caducidad de licencia ante el abandono del proyecto.

Plan parcial San Frontis.

Junto a la iglesia del barrio, existe un bloque de viviendas a medio hacer. Son 18 pisos de protección oficial adjudicados a Covical que no han llegado a terminarse. El Ayuntamiento está dispuesto a ampliar el plazo de obra si existe buena voluntad por parte de la nueva constructora.

Plan parcial Benedictinas II.

En el plan de Benedictinas, al margen de la residencia de ancianos, también se previó la construcción de un centro deportivo y de ocio. El esqueleto del edificio está presente, pero la obra lleva paralizada desde hace años. Al igual que ocurre con San Frontis, Guarido ha manifestado «flexibilidad» si se pretende terminar el proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine