Una treintena de presos de Topas aspira a su inserción sociolaboral en Zamora

El plan Reincorpora ha facilitado itinerarios de integración en la provincia a un centenar de internos y la mitad de ellos ha conseguido un trabajo

01.12.2015 | 14:08
J. Manuel Prada (izquierda), de La Caixa, J. Luis Castejón, director de Topas, y el abogado Patricio Alonso.

Un centenar de presos del Centro Penitenciario de Topas y del Centro de Inserción Social Manuel García Pelayo ha conseguido su reinserción social y laboral en Zamora durante los últimos cinco años a través del programa Reincorpora. El proyecto va dirigido a personas privadas de libertad que cumplen la parte final de su condena y aspira a ofrecer a los internos "la oportunidad de construir un futuro diferente y plenamente integrado en la sociedad a través de itinerarios personalizados para mejorar habilidades y reforzar valores", explicaron ayer el director del área de negocio de la Fundación La Caixa, José Manuel Prada, y el director del Centro Penitenciario de Topas, José Luis Castejón, acompañados del abogado Patricio Alonso. En lo que va de año, el proyecto Reincorpora, auspiciado por la obra social La Caixa, ha facilitado itinerarios de inserción sociolaboral a 35 internos de la mano del Ministerio del Interior y con el apoyo de la Asociación Desarrollo Social ADES de Zamora, entidad encargada de desarrollar el programa. La mitad de los participantes en cada edición ha conseguido un puesto de trabajo.

En función de las necesidades de cada participante, los itinerarios se dividen en las fases de posicionamiento ante el empleo, formación y prácticas no laborables, servicios solidarios y búsqueda activa de empleo e inserción laboral a través del programa Incorpora de la obra social La Caixa. La colaboración con entidades sociales son "la pieza clave del programa", apunta Prada. Su actividad se concreta en la figura del técnico, que se encarga del acompañamiento de la persona a lo largo de todo el itinerario de integración. De este modo, se promueve el proceso de cambio desde una perspectiva global "que aborda la formación, la integración laboral y las necesidades emocionales". El programa se puso en marcha en 2011 como evolución del programa de becas a personas privadas de libertad que la obra social desarrollaba desde 2005 con el objetivo de ofrecer atención integral al colectivo.

Una de las piedras angulares de Reincorpora es la participación de los internos en los servicios solidarios dirigidos a dar respuesta a necesidades del entorno más inmediato, tales como "acompañamiento a personas mayores, talleres de alimentación saludable para niños y adolescentes o tareas medioambientales", explican. El periodo cercano a la libertad "es un espacio de tiempo de incertidumbre por la reinserción social y laboral", reconoce Castejón, que apuesta por llevar esta transición "con la máxima normalidad posible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine