El presupuesto de la Diputación engorda la partida social por encima de los 15 millones

Las cuentas de 2016 incluyen un "pequeño" superávit l Alrededor de cinco millones impulsarán el Plan Municipal de Obras en los pueblos

19.11.2015 | 10:29
Martín Barrio y su equipo de Gobierno acceden a la última sesión plenaria de la Diputación.

Los presupuestos de la Diputación Provincial para el próximo año engordarán la partida de Servicios Sociales por encima de los 15 millones de euros de este año y será, un ejercicio más, el área estrella del cuadro económico de la institución provincial. Se trata del gasto "más importante de la Diputación Provincial", confirma el diputado de Economía y Hacienda, Antonio Iglesias, de modo que "está previsto un incremento que no será muy llamativo porque ya supone un montante muy relevante en los presupuestos de este año en curso", justifica el responsable de la economía provincial. La propia presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo, ha expresado en todas sus manifestaciones públicas su intención de apostar por los servicios sociales como puntal preferente en el reparto de inversiones de la institución.

Entre las grandes cifras del presupuesto de este ejercicio, todavía en vigor, ya destaca la partida social. Casi 15 millones de euros, un 25% del presupuesto, está consignado para este año y solo 5,5 millones de esos 15 implementados han ido a parar a la ayuda a domicilio. Además, este año ha crecido también un 20% la partida para los centros municipales integrados -comedores sociales- y la de ayudas de urgente necesidad, que ha pasado de los 130.000 del año anterior a los 230.000 euros plasmados en las cuentas de 2015. Las cuantías concretas para estas partidas en el futuro 2016 están todavía a expensas de que se haga público el borrador económico. No obstante, los presupuestos "están casi listos", avanza Iglesias, que presentará el cuadro financiero antes de que concluya el año. Además, las cuentas de 2016 incluyen también un "pequeño" superávit debido al nivel de inversión de este año.

Las directrices generales que ha ordenado la presidenta para el presupuesto del inminente 2016 van encaminadas, además de a los servicios sociales, hacia el empleo. En este sentido, Martín Pozo ya ha anunciado un incremento de programas de juventud relacionados con la prevención de la violencia de género y con el ocio saludable y alternativo. En esta misma dirección, la Diputación está en contacto con el Centro Menesiano Zamora Joven para poner en marcha programas de educación de calle en el ámbito rural.

En cuanto al resto de partidas presupuestarias, todavía sin consignaciones económicas cerradas, sigue en pie el compromiso de invertir alrededor de cinco millones de euros en el Plan Municipal de Obra básica en los pueblos y otro millón y medio más para complementar el Plan de Empleo rural. Los presupuestos tendrán también consignación económica para el Congreso Micológico previsto para octubre o noviembre del próximo año y para la puesta en marcha de un estudio sobre los problemas de abastecimiento de agua en los pueblos.

La deuda de la Diputación Provincial se redujo este año a niveles de hace un cuarto de siglo. La prohibición de pedir préstamos establecida por el Gobierno y las sucesivas amortizaciones realizadas por la institución han favorecido esta situación. Así, el último nivel de endeudamiento de la Diputación rondaba el 46%. La reducción de los intereses y de los propios créditos también han contribuido en el último año a generar un ahorro importante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine