Francisco Somoza: Eduardo Casal, «el asturiano»

13.10.2015 | 15:00

Es difícil describir la categoría humana de un amigo cuando es tan gande. Reducir su recuerdo a su infinita generosidad sería injusto; recordar su inteligencia brillante y sorprendente sería incompleto; hablar de su simpatía no permitiría reproducir sus respuestas instantáneas y agudas.
Eduardo era una persona extraordinaria, amigo de sus amigos y consecuente con sus principios y conviciones, era la mejor repreentación de la entrega, nada le pertenecía y lo suyo, sin embargo, nos pertenecía a todos.
Eduardo ha sido un profesional de los buenos; las puertas de su despacho estaban abiertas de par en par para quien precisara de sus servicios. Sus conocimientos se agrandaban cada día con su humildad y su incomparable sensatez.
A nosotros, sus amigos que tanto lo queremos, nos deja una preciosa herencia, la suerte de haberlo conocido, multitud de buenísimos recuerdos y la compensación de saber que le ha dado dos vueltas a la vida y que nadie podrá ya quitarle lo «bailao».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine