Martín Pozo deja en manos de los pueblos las alegaciones territoriales

09.10.2015 | 00:49

El borrador del mapa de ordenación del territorio de la Junta de Castilla y León que asigna a dos pueblos de Zamora a la provincia de Salamanca "es un tema voluntario de los municipios que son los que van a tener que decir si quieren, si no quieren y cómo lo quieren", explicó la presidenta de la institución provincial, Mayte Martín Pozo. "La postura de la Diputación es respetar la autonomía municipal y voluntad de los municipios", recalcó Martín Pozo que reconoció que tiene pendiente hablar con los alcaldes de los municipios afectados, Cañizal y Vallesa. Estos dos pueblos desaparecen de la Ubost denominada Guareña y se han incluido en la de Armuña Este, en la provincia de Salamanca. La presidenta de la Diputación explicó que "van a tener el plazo de alegaciones como tiene todo el mundo y cuando llegue la hora de las alegaciones de las diputaciones estudiaremos el tema y veremos si se plantea alguna alegación o no".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto
Lo último Lo más leído

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine