Carta de hermanos de fila y carga de Luz y Vida

"Presentar una dimisión no significa, en ningún orden de la vida, desentenderse de la labor y responsabilidad anteriores, y menos aún cuando se trata de explicar y aclarar las cuentas que en tres años no han sido ni aprobadas ni presentadas"

07.10.2015 | 13:56

Los Miembros de la Hermandad Penitencial de Nuestro Señor Jesús Luz y Vida después de conocer la agradable noticia de la dimisión del presidente nos gustaría manifestar:

En primer lugar la alegría de saber que uno de los mayores problemas que tenía la Hermandad ha desaparecido, abriendo así la posibilidad de que lleguen otras personas, con mayor capacidad y sentido de la hermandad, que puedan enderezar lo que ésta nefasta directiva ha descabalado.

Pero ésta alegría va acompañada de una gran preocupación por el estado mismo de la Hermandad, en lo estructural, en lo organizativo y sobre todo, en lo económico. Recordamos que aún quedan cuentas por aprobar –las de 2013- y cuentas por explicar, ya que el presidente suspendió la asamblea general correspondiente a 2014 cuando entrábamos en el asunto de los números; la correspondiente a 2015 ya ni quiso celebrarla, y todo sin mediar explicación alguna.

Presentar una dimisión no significa, en ningún orden de la vida, desentenderse de la labor y responsabilidad anteriores, y menos aún cuando se trata de explicar y aclarar las cuentas que en tres años no han sido ni aprobadas ni presentadas.

Igualmente debemos mencionar los últimos hechos ocurridos que, por su importancia, afectan también a la economía de la Hermandad. Como se sabe, recientemente ha habido un fallo judicial en contra de la Hermandad por la propiedad intelectual del escultor y en contra del uso de las nuevas andas que el presidente se sacó de la manga para poder llevar la imagen a la calle con los pocos cargadores que tenía. Ese fallo judicial va acompañado de una condena en costas y no parece de recibo que ese coste tenga que soportarlo la Hermandad; tendrán que ser los miembros de la directiva los que paguen a sus abogados y las costas de sus caprichos lo mismo que los cargadores expulsados están costeando de sus bolsillos la ayuda legal que se han visto obligados a solicitar para defenderse.

Y por último, y sin querer redundar en lo dicho una y mil veces, recordar al señor expresidente que no insista en hablar de expedientes a los expulsados, que no existen, que no han existido nunca y que es una tomadura de pelo que, por mucho que emplee la práctica Göbbelsiana de repetirlo, nunca va a ser cierta.

En Zamora, a 6 de octubre de 2015.


Firma: Hermanos de fila y carga de Luz y Vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine