Liderar como forma de vida

El profesor García Herrero compagina su docencia en Magisterio con el papel de seleccionador de balonmano sub-17

 11:21  
Juan Antonio García Herrero.
Juan Antonio García Herrero. Foto José Luis Fernández
 MULTIMEDIA
 NOTICIAS RELACIONADAS

JUDIT CALVO
Como docente enseña a sus alumnos de Magisterio, como seleccionador prepara y motiva al equipo nacional sub-17 de balonmano, y como coach ultima la salida al mercado de su libro para ayudar a jóvenes entrenadores : «¿Somos un equipo?». No es cuestión de tiempo, afirma, «sino de organización».

En su afán por mejorar el rendimiento de alumnos y deportistas, el profesor Juan Antonio García Herrero lleva varios años involucrado en investigaciones sobre aprendizaje y control motor, una línea de trabajo que ya le ha dado sus frutos explorando la variabilidad de la práctica, o lo que es lo mismo, demostrar que realizando más variedad de movimientos y técnicas mejora el rendimiento del alumno o el deportista. «Nos empeñamos siempre en practicar, por ejemplo, los tiros libres en baloncesto o el tiro de jabalina de forma muy poco variable, repitiendo siempre los mismos movimientos, y los últimos estudios demuestran que variar la tarea conduce a niveles de eficacia más amplios», explica el profesor sobre el estudio que lleva a cabo en colaboración con la universidad Miguel Hernández de Elche.

Unas investigaciones por las que no deja de lado otra de sus pasiones, el estudio del liderazgo y el coaching deportivo. En este sentido, el profesor que imparte clases en el Campus Viriato de la capital ha exprimido sus años como docente y miembro de la Federación Española de Balonmano para redactar el libro, «que a mí me hubiera gustado leer hace 20 años cuando empecé a entrenar con unos métodos bastante autoritarios», explica, y reconoce que «con el paso del tiempo estoy convencido de que esa no es la forma».

El papel del líder de un grupo es fundamental para su éxito, pero el docente fija su objetivo en la capacidad de cambio del que dirige y no tanto de los que forman el conjunto. «Los profesores, entrenadores o empresarios piensan que tienen que cambiar mucho los alumnos, los jugadores o los trabajadores, pero en realidad la principal variable del cambio es el líder, si eres capaz de invertir en ti mismo eso al final redunda en el grupo, aunque a veces se opta por lo más fácil que es que los demás cambien», asegura.

También aporta García Herrero una visión novedosa en la forma de plantear el trabajo de los deportistas frente a sus fortalezas y valores, «y no enfocarlo tanto en sus puntos débiles. Un deportista para llegar al alto nivel tiene muchas cosas que mejorar, pero lo puede hacer desde lo que ya sabe», asegura el autor del libro que estará en la calle en unas semanas.

Dirigir grupos es una de las pasiones que pone en práctica con los alumnos de su asignatura de Iniciación deportiva escolar. En ella aborda el deporte en edad escolar dentro de la Educación Física, y enseña a los estudiantes a enseñar deporte a niños de Primaria, por lo que las técnicas de motivación son un punto importante de la docencia.

El nexo de unión entre su faceta de seleccionador y la de docente reside en el clima de trabajo, vital tanto en una clase como en un equipo deportivo.

Como consejo: ni como profesor ni como entrenador hay que tomar como referencia fija a otra persona, «en el liderazgo una de las cosas más importantes es que cada uno busque su camino y su propio estilo de cómo dirigir a los grupos», asegura, y recuerda a sus alumnos que «todas las personas tenemos cosas extraordinarias». Toca rebuscar.

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine