Mi barrio | Villagodio

Los vecinos solicitan una actuación «inmediata» para acondicionar el barrio

Calles sin asfaltar, ausencia de alumbrado y alcantarillado público y escasez de contenedores son las principales quejas de los habitantes

 09:49  
Una vecina de Villagodio saca a pasear a su perro por una de las calles del barrio, sin asfaltar.
Una vecina de Villagodio saca a pasear a su perro por una de las calles del barrio, sin asfaltar.   Foto Emilio Fraile

B. BLANCO GARCÍA
De «tercermundista» califican los vecinos de Villagodio la situación del barrio. Un lugar que está «totalmente desatendido» por parte del Ayuntamiento, según se quejan, aludiendo a las múltiples deficiencias de las que adolece esta zona de la ciudad. De esta manera, enumeran desde calles sin asfaltar «por las que pasan personas, coches y tractores y se convierten en auténticos barrizales en los días de lluvia» hasta ausencia de farolas suficientes para iluminar las vías «algunas de ellas sin nombre, por lo que toca investigar si quieres llegar a un lugar concreto», puntualizan los afectados.

Por ello, los vecinos de este barrio urgen una actuación municipal «inmediata» para «adecentar un poco el sitio donde vivimos, que parece estar totalmente abandonado», ya que, según recuerdan «hace ya mucho tiempo que los trabajadores municipales no pasan por aquí para arreglar alguna de estas deficiencias», empezando por el único parque con el que cuenta el barrio, situado bajo la autovía, «lleno de hierbas y rastrojos», describen.

Al ser un barrio situado en las afueras de la ciudad, consideran que el transporte urbano debería estar «un poco más cuidado». En este sentido, los vecinos solicitan una mejor señalización de las paradas de autobús, un horario más amplio del actual y «si fuera posible» una parada en la que poder resguardarse los días de lluvia y viento. «Tenemos que estar esperando a la intemperie», se quejan algunos vecinos.

Las deficiencias en el alcantarillado es otro de los quebraderos de cabeza de los habitantes de esta zona de la ciudad. Muy lejos de estar completo todo el saneamiento por las calles de barrio, todavía en algunos lugares los vecinos tienen que conformarse con pozos ciegos construidos en sus viviendas o ver cómo los desagües terminan en cunetas o carreteras.

Una de sus mayores preocupaciones está en la rotonda que se sitúa cerca de la gasolinera, con luz insuficiente. «Necesita una farola urgente, ya que cada dos por tres hay un accidente o algún conductor se lleva un quitamiedos por delante», aseguran.

Esta vez desean que sus quejas no caigan en saco roto y subrayan que, como el resto de los zamoranos, ellos también pagan sus impuestos al Ayuntamiento. «Pedimos que se nos tenga en consideración, porque nosotros también aportamos. Tampoco pedimos el oro y el moro, sino lo normal para poder vivir dignamente», defienden.

El último «olvido» del Ayuntamiento ha sido dejar al barrio sin adornos navideños. «El año pasado nos pusieron un par de luces de Navidad, pero este año nada de nada», finalizan.

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine