EN DIRECTO

Una noche, de verdad, buena

36 personas participan en la cena solidaria organizada por los voluntarios de Protección Civil en el Colegio Corazón de María

 08:50  
Una voluntaria entrega un plato a un hombre.
Una voluntaria entrega un plato a un hombre.   Foto José Luis Fernández
 MULTIMEDIA

N. S. La iniciativa de los voluntarios de Protección Civil de Zamora de organizar una cena para que las personas que pasan la Nochebuena solas puedan celebrarla en compañía ha cumplido ya 24 años de vida. «Esta actividad la llevamos celebrando más años de los que hubiéramos deseado porque siempre hay personas que pasan en solitario estas fechas», atestiguó ayer el jefe de agrupación de voluntarios de Protección Civil, David Vega.

Inicialmente estaba previsto que participasen 44 personas, cifra similar a otros años, pero «al final únicamente acudieron 36», se congratuló el portavoz del colectivo que recogió a asistentes en la parada del autobús cercana al antiguo cine Barrueco e incluso los voluntarios fueron a buscar a sus domicilios a tres personas que tienen problemas de movilidad. «Una de las personas que finalmente no vino nos dijo que iba a pasar la noche con un sobrino, lo que para nosotros es una verdadera alegría», comentó David Vega, quien subrayó que otra satisfacción que les deparó el día fue que un particular quiso hacer una donación económica a cada uno de los asistentes, pero «nuestra filosofía no esa, sino que no estén solos en Nochebuena, por lo que finalmente la aportación la va a realizar a Cáritas».

Los 36 comensales disfrutan de un amplio menú confeccionado gracias a la generosidad de 14 establecimientos hosteleros de la ciudad, diversas panaderías, alguna bodega y gran superficie hasta un total de 45 firmas. Así pudieron elegir entre varios primeros: Entremeses, fritos variados, langostinos fritos con mayonesa o sopa de marisco, en tanto que como segundo tuvieron paella, canelones o empanada, para de tercero elegir entre carrillera, lomo asado, hamburguesa de cordero o jamón asado regados con agua, vino o refrescos. Los comensales también disfrutaron de dulces navideños y pastas artesanas. «Alguno de los platos los sirvieron autoridades», precisó David Vega. Y es que a la treintena de ciudadanos les acompañaron la subdelegación del Gobierno, Clara San Damián, y el concejal de Protección de Ciudadana, Jesús Alonso en representación de la alcaldesa que no pudo asistir por motivos personales. El gran ausente a la actividad fue el obispo de Zamora, Gregorio Martínez, que acude todos los años.

Más de 35 personas han trabajado en el último mes para que la cena solidaria llegara a buen puerto.

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine