Un Centro de Atención recogerá quejas y sugerencias de los usuarios del autobús

La futura empresa gestora invertirá 90.000 euros en acondicionar aceras, instalar bandas reductoras y mejorar la accesibilidad en la ciudad

 08:56  
Uno de los autobuses de la flota estaciona en la parada de la plaza de Alemania para recoger a usuarios.
Uno de los autobuses de la flota estaciona en la parada de la plaza de Alemania para recoger a usuarios.   Foto L. O. Z.
 NOTICIAS RELACIONADAS

TANIA SUTIL La futura adjudicataria del servicio de autobús urbano, la empresa vasca Cuadra Bus, creará un Centro de Atención Telefónica al Ciudadano en las oficinas de la empresa para recoger quejas y sugerencias tanto de forma presencial como a través de correo electrónico, página web o teléfono. La concesionaria se compromete a contestar tanto a las propuestas como a las reclamaciones en un plazo de tiempo máximo de cinco días, según figura en la oferta ganadora del concurso para el transporte urbano. Cuadra ha ofrecido también crear una página web para la información del servicio, con la posibilidad de descargar itinerarios y horarios, tarifas, encuestas de satisfacción, quejas o sugerencias de los usuarios del transporte urbano en la ciudad.

Además, la nueva concesionaria ha incluido una bolsa por importe económico de 90.000 euros para diversas obras. Entre ellas, figuran el acondicionamiento de algunas aceras de la capital, obras de adecuación en la intersección de la calle de Cañaveral con la avenida de Galicia, mejoras de accesibilidad y la instalación de bandas reductoras de velocidad que afecten a otros vehículos pero no a los autobuses, caso de los denominados «cojines berlineses». Se trata de una alternativa a las bandas de goma que se ubican en la calzada y que los autobuses pueden sortear entre las ruedas debido a su anchura.

Cuadra ofreció además doce vehículos, dos más de los que iban como obligatorios en el pliego de condiciones, y se sumarán a los cuatro vehículos que forman parte de la flota actual y de los que aún queda una parte por amortizar.

El nuevo servicio de autobús urbano, que costará el año que viene 80 céntimos en lugar de 50 -medida aún por aprobar a pesar de estar previsto en la nueva ordenanza- tendrá una decena de pantallas SAE (Sistema de Asistencia a la Explotación), un sistema informático que la empresa implementará para controlar la red y los vehículos ante cualquier eventualidad. El sistema generará también información para la propia empresa, la Policía Municipal y los ciudadanos. El SAE se traduce en la página web desde la que los usuarios podrán saber cuándo pasará cada autobús por cada parada. La empresa ofrece como mejora la posibilidad de que se alimenten por energía solar, una opción que tendrá que determinar el Ayuntamiento. Además, cada autobús irá equipado con servicio wifi, sistema de información a bordo adaptado para personas invidentes y con discapacidad auditiva así como con un sistema de videovigilancia en tiempo real para garantizar la seguridad de usuario y conductor.

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine