Los millones fantasmas

Errores en la web de Loterías llevan a vecinos de Ávila, Burgos y Salamanca de la alegría a la decepción más absoluta

 09:03  
La empleada de una administración de Salamanca muestra la página que indicaba que habían repartido el Gordo.
La empleada de una administración de Salamanca muestra la página que indicaba que habían repartido el Gordo.   Foto Ical

SALAMANCA/VALLADOLID, AGENCIAS Los errores informáticos han hecho pasar de la alegría a la decepción a varios ciudadanos de Ávila, Burgos y Salamanca, que creían haber sido agraciados con alguno de los grandes premios del sorteo extraordinario de la Lotería y finalmente no lo fueron.

Un error en la web de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) ha dejado a las localidades abulenses de San Juan de la Nava (516 habitantes) y Villanueva del Campillo (120 habitantes), sin uno de los quintos premios, el 11.419, que inicialmente figuraban en el listado. Así lo confirmaron a «Efe» fuentes de la Delegación Comercial de LAE en Ávila, después de que a primera hora de la mañana apareciera ese quinto premio, dotado con 60.000 euros.

El Gordo de la Lotería de Navidad ha caído por primera vez en Salamanca, con un pellizco del que aún no se sabe su cuantía, aunque por un error informático una administración anunció que lo había vendido cuando no era así. De la misma forma, en Burgos capital dos establecimientos aparecían en el listado de la página web de la Administración de Loterías como repartidoras de parte del premio Gordo, dos décimos, aunque más tarde han desaparecido de ese listado.

En Salamanca, pocos minutos pasaban de las 10 horas de la mañana, cuando el teléfono de la administración de Lotería de la Calle Jamaica en Salamanca comenzó a sonar, para hacerlo de forma continuada durante cerca de una hora. La joven que estaba en la ventanilla, Ana Isabel Álvarez y uno de los propietarios, Hipólito Cuesta, no daban crédito a la noticia que acaban de darles los periodistas, ellos habían sido quienes habían roto el «maleficio» por el cual en Salamanca nunca antes había caído el Gordo de la Lotería de Navidad. No podían creérselo, pero la llegada masiva de medios de comunicación para captar el «hito histórico» que se desarrollaba en la ciudad poco a poco les hizo ir convenciéndose.

Miraron el ordenador y, efectivamente, ahí estaba puesta la dirección de su administración, por lo que ansiosos esperaban a que llegaran con los carteles que inmortalizaran ese momento. Volvieron a mirarlo, porque reconocían que aún les costaba creerlo, pero efectivamente ahí estaban, eran ellos quienes habían vendido de forma telemática una cantidad que aún desconocían del afortunado 76.058, el número del Gordo de la Lotería Nacional, la «niña bonita» que todas las administraciones ansían vender.

Sin embargo, después de la euforia inicial, llegó el "batacazo", porque entre los medios se fue corriendo la voz de que finalmente no era esa la administración que había vendido los décimos agraciados, sino que se trataba de un error que aparecía en la web de Loterías y Apuestas del Estado.

Ahora sí que no se lo podían creer lo que les había pasado. Uno de los dueños de la administración Hipólito Cuesta explicó que no recibieron ninguna llamada para informarles del error, ni siquiera para pedir disculpas. Estaban «muy ilusionados» y, después, se quedaron «más solos que la una».

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine