Ceiss reconoce que la fusión con Unicaja está «interrumpida», a la espera de la UE

La entidad plantea la petición de 600 millones de ayuda pública l Los 300 trabajadores de Zamora esperan no verse afectados por los despidos

 11:14  
Desde la izquierda, Villanueva, Herrera, Medel (presidente de Unicaja) y del Canto (presidente de Caja España-Duero).
Desde la izquierda, Villanueva, Herrera, Medel (presidente de Unicaja) y del Canto (presidente de Caja España-Duero).  Foto L. O. Z.

El Consejo de Administración de Ceiss, banco surgido de la fusión de Caja España y Caja Duero, reconoció ayer que el proceso de fusión con Unicaja está «interrumpido» hasta el próximo 20 de diciembre, día en que Bruselas comunicará si acepta el plan de reestructuración propuesto por la entidad. Este plan contempla la petición de 600 millones de dinero público y un millar de despidos. Los trabajadores de la entidad en Zamora creen que los despidos no les afectarán, pues los planes de ajuste de la entidad regional están enfocados a reducir su actividad en zonas de fuera de su influencia. Fuentes internas aseguran que los más de 2.000 millones que los zamoranos tienen depositados en la entidad están «doblemente asegurados por el FROB y el Estado».

D. G. T.
La integración de Ceiss, banco surgido de la fusión de Caja España y Caja Duero, con Unicaja, «se encuentra interrumpida hasta el próximo día 20 de diciembre», fecha en la que se prevé que Bruselas se posicione con respecto al Plan de Reestructuración que aprobó ayer el Consejo de Administración de la entidad, reunido en Madrid.

Dicho plan incluye la petición de «600 millones de euros de ayuda pública, el despido de alrededor de mil empleados y el cierre de 250 oficinas». La dirección de la entidad espera que la Comisión Europea apruebe este plan el próximo jueves 20 de diciembre, día en que Joaquín Almunia anunciará las necesidades de capital de la entidad. De dar Bruselas el visto bueno definitivo, la participación del Estado en la entidad no llegaría al 30%, menos de la mitad de lo que el Ministro de Economía apuntó en la tarde del jueves. Este plan de reestructuración implica que la entidad regional pueda continuar su andadura tanto en solitario, como con otra entidad, según fuentes internas citadas por la Agencia Efe.

El Banco Ceiss dispondrá, de salir adelante este plan, de un capital algo superior a los 2.000 millones de euros, de los que 600 corresponderán a los que pidan al FROB (Plan de Reestructuración Ordenada Bancaria), con lo que el Estado se convertiría en accionista de la entidad con una participación inferior al 30%, en lugar del superior al 65% como indicó el ministro De Guindos el pasado jueves.

El resto del capital provendrá de los bonos del Estado, que canjeará la entidad a cambio de la cesión de sus inmuebles al Sareb, el «banco malo». También habrá una conversión de deuda subordinada y participaciones preferentes, por lo que todos los que tengan en su poder preferentes pasarán a convertirse en accionistas de la entidad.

En cuanto a los despidos, fuentes de la entidad esperan que no afecten a los casi 300 empleados de la caja en la provincia, pues la reestructuración (despidos y cierre de oficinas) va más encaminada a las zonas de expansión de la caja. Esto es, Castilla y León, Extremadura y Madrid apenas sufrirían variaciones en lo referente a personal, mientras que el plan de reestructuración se aplicaría de una forma más dura en aquellos territorios que quedan fuera de la zona de influencia de la caja.

A fecha de hoy, los depósitos de la caja en la provincia superan los 2.000 millones de euros, una cantidad que ha crecido desde que se produjo la fusión de Caja España y Caja Duero en 2009, según fuentes de la entidad. La cuota de mercado se ha mantenido en la provincia aunque la banca privada ha arañado algunas décimas y ronda el 30%. La entidad sigue siendo la primera en lo referente a depósitos de las administraciones públicas.

Desde la entidad apuntan que los depósitos de los ahorradores están garantizados por la seguridad que dan el FROB y el Estado, aunque reconocen que esta no es la primera solución que había en mente. Además, insisten en que son momentos muy complicados para todo el sistema financiero y en que se sigue buscando la mejor solución para mantener puestos de trabajo y seguir adelante con el proceso de integración con Unicaja.

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine