El mal estado del pavimento del casco viejo obliga a un nuevo bacheado en la zona

Tras subsanar el entorno de San Martín, el Ayuntamiento reparará el resto del adoquinado después de Navidad

 08:42  
El entorno de Viriato, también con baches en el empedrado.
El entorno de Viriato, también con baches en el empedrado.   Foto Javier de la Fuente
 MULTIMEDIA

TANIA SUTIL
El casco histórico se someterá a un nuevo bacheado tras la Navidad para subsanar los desperfectos del adoquinado que han quedado pendientes tras ejecutar la primera fase de actuación. Tras reparar el pavimento en el entorno de San Martín, otras zonas del casco histórico como las calles anejas a Santa María la Nueva, los alrededores de la plaza de Viriato, la bajada de San Ildefonso o el entorno de la plaza de La Leña cuentan con adoquines fragmentados o desaparecidos que dificultan el tránsito tanto de vehículos como de peatones.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de la capital ejecutará una segunda fase de bacheado en el conjunto histórico, para lo que «organizaremos otra cuadrilla», explica el concejal de Obras en la institución municipal, Manuel Hernández. No obstante, el edil del Partido Popular plantea que «si el programa Ayuntamiento Emplea ya estuviera en marcha, tiraríamos de esas personas para acometer la actuación». En anteriores ejercicios han sido los trabajadores del programa de empleo los encargados de acometer las labores de mantenimiento en la ciudad, tal y como está previsto en 2013 a través del casi millón de euros que cofinanciarán Junta de Castilla y Ayuntamiento de Zamora para la contratación temporal de cerca de medio centenar de parados zamoranos de larga duración.

La primera fase de pavimentación del casco histórico solventó los problemas en el adoquinado de la zona más castigada del eje artístico, San Martín, pero no solventó las deficiencias en el resto del conjunto.

Otra de las obras que estará adjudicada este mismo año -aunque las obras arrancarán en 2013- será el eterno arreglo de la plaza del seminario San Atilano. El Ayuntamiento ha incautado la fianza a la adjudicataria de las obras, la empresa Cadarso XXI, cuantía con la que repararán el saneamiento y solventarán los problemas de humedades de los vecinos. El proyecto ya está aprobado, si bien las mejoras en el pavimento tendrán que esperar ya que no se ejecutarán con cargo a la fianza sino que se llevarán a cabo con fondos municipales.

La obra en la plaza del Seminario y calles adyacentes fue recibida por el Ayuntamiento en el año 2010 tras una aparatosa rehabilitación a cargo de Cadarso XXI. Las deficiencias en la ejecución de los trabajos en el entorno del Seminario se han repetido durante todo su desarrollo. De hecho y, tras concluir la obra en la plazuela de la Cárcel durante el verano de 2009, los operarios se vieron obligados a levantar de nuevo toda la plaza unos meses después para reponer con nuevos materiales las baldosas rotas. Los desperfectos han despertado desde hace años quejas entre vecinos y ciudadanos, sobre todo, debido a las humedades que sufren los residentes cercanos.

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine