Los alcaldes reivindican su papel en el cambio de rumbo del plan de reordenación territorial

170 munícipes piden en el Consejo que los ayuntamientos participen ya de forma directa en los tributos

 01:21  
Martínez Maíllo y Manuela Crespo (los dos primeros por la derecha) presiden la reunión del consejo en Ifeza.
Martínez Maíllo y Manuela Crespo (los dos primeros por la derecha) presiden la reunión del consejo en Ifeza. Foto Javier de la Fuente
 NOTICIAS RELACIONADAS

JOSÉ MARÍA SADIA Nueva convocatoria del Consejo de Alcaldes, más de 170 munícipes y «unanimidad» en todos los asuntos que ayer se trataron en el recinto ferial Ifeza. Primero, para reclamar parte del mérito en el cambio de rumbo de la Junta de Castilla y León sobre el nuevo mapa de reordenación territorial, cuya propuesta inicial fue combatida con energía desde la provincia. Después, para volcarse con exigencias históricas, como la participación directa en los tributos o la implicación financiera de competencias como el mantenimiento de colegios y consultorios.


De paso, el conjunto de alcaldes de la provincia conocieron ayer de primera mano los detalles de los presupuestos para el próximo año, por primera vez consensuados entre el grueso de los partidos políticos para «garantizar» la prestación de servicios básicos y sociales en 2013. En este sentido, el presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maíllo, dijo estar atento a las propuestas y preocupaciones de los alcaldes por medio de un órgano que «ha llamado la atención, ha dado titulares y ha ofrecido la opinión de los alcaldes, aunque dijeran que no valía para nada» y que ayer ha permitido «conocer los presupuestos y opinar sobre los repartos».


El análisis del dirigente de la institución se conoció después de que la presidenta del Consejo de Alcaldes, Manuela Crespo, reconociera que los munícipes zamoranos «estamos contentos y agradecemos el giro que ha dado la Junta en cambiar términos y dar luz a algunos asuntos como la no desaparición de los ayuntamientos». Precisamente ayer, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció una reducción «más flexible» del número de concejales en todo el país, que en principio se planteó en un 30%.


En el caso regional, los alcaldes zamoranos centraron la crítica en la figura de los llamados «distritos de interés comunitario», una figura administrativa que no llegó a nacer, contraria a la filosofía del Gobierno de eliminar órganos intermedios. Gracias a las reivindicaciones de provincias como Zamora, Ávila o León, la Junta trabaja ahora en respetar las mancomunidades de toda la vida para garantizar la prestación de servicios. «Solo deben sobrevivir aquéllas que sean más eficaces», recordaba ayer Manuela Crespo.


Asimismo, los alcaldes zamoranos pidieron a la Administración regional que acerque sus planteamientos sobre el futuro mapa de la comunidad a los postulados que maneja el Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en la inminente reforma de la Ley de Bases de Régimen Local. Por otro lado, Manuela Crespo reiteró el interés de los ayuntamientos de la provincia (248) en la participación directa de los tributos para que deje de ser «condicionada a través de subvenciones» y subrayó la histórica deuda que la Junta tiene con el mantenimiento de colegios y centros sanitarios.

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine