Sin vacuna para la rabia

Con los primeros calores del verano aumentaban los casos de muerte por culpa de mordeduras de perros infectados

 11:12  
Ronda de la Feria con sus casas adosadas y sin derribar para despejar la muralla.
Ronda de la Feria con sus casas adosadas y sin derribar para despejar la muralla. 

JOSÉ-MANUEL GARCÍA RUBIO Este capítulo lo iniciamos con una muy triste e indeseable costumbre del pasado: cada vez que llegaba el mes de junio, lo normal es que, como siempre, comenzaran las visitas de las tormentas, y con ellas los primeros calores, cuya mezcla en tiempos pasados eran serio peligro para los zamoranos, pues raro era el día que no ocurría algún fallecimiento, producido por mordedura de perro, tantos como vagabundeaban por las calles, transmitiendo la enfermedad de la rabia, entonces sin vacuna para ella. Ese era el motivo por el que se veía un empleado municipal recorriendo las calles con un carro, seguido por multitud de chiquillos, sabiendo de lo que iba el tema, divirtiéndose con la macabra acción de ver al funcionario echar un trozo de carne envenenada con estripnina, al primer perro vagabundo que se le cruzara en el camino, el pobre hambriento no dudaba ni un solo momento en ingerir tan mortal manjar, para poco después comenzar a sufrir las terribles convulsiones precedentes a la muerte, ante tan interesada expectación.
Cambiando a un tema más alegre, hablemos del inicio de la tradición del día de la Hiniesta: cuentan que en el año 1290, estando en Zamora Sancho IV El Bravo, salió a cazar más allá del bosque de Valorio, acompañado por algunos miembros de la Corte. Perseguida por un halcón, una perdiz se refugio junto a una retama o hiniesta, donde ante la sorpresa de todos encontraron pequeña imagen de la Virgen, llevándola hasta la iglesia de San Antolín, en espera de que en el lugar de dicho encuentro se construyese un templo, decidiendo que se habitase su entorno: «Para que tenga doce pobladores, libres de todo impuesto, y que pueblen aquel lugar de la hiniesta».
Pocos años después, 7 de enero de 1307, para confirmar lo anterior, su hijo Fernando IV expidió otro privilegio añadiendo ocho pobladores más y un clérigo.
Finalizada la iglesia, el segundo día de Pascua de Pentecostés, la imagen fue trasladada a su nueva casa con gran solemnidad, siendo acompañada por la patrona de Zamora, la Virgen de la Concha, y numerosos zamoranos mostrando su alegría al son de gaita y tamboril.
Lo anteriormente expuesto implica que a continuación hablemos de un lugar con ese tradicional sabor zamorano como es la Puerta de la Feria: parece ser que sus inicios fueron debido a que en citado segundo día de Pascua de Pentecostés cada año se reunían en la entonces gran explanada junto a la puerta de la muralla, gentes llegadas de poblados y caseríos cercanos, en las últimas horas del día anterior, domingo, haciéndose notar la muchedumbre que durante la noche procuraban resguardarse de la fresca brisa hasta abrir la Puerta llamada de Doña Urraca. Ese fue motivo que sirvió para comenzar las primeras transacciones entre forasteros y zamoranos, debido a lo cual comenzaron a construir en este entorno pequeñas casitas con corrales para aposentar borricos y caballos, único medio de traslado empleado en aquellos tiempos. Parece ser que la ordenación urbana brillaba por su ausencia, hasta que en el siglo XVIII fueron derribadas para construir frondoso paseo hasta el llamado Sillón de Doña Urraca, con carril central para carruajes, y dos laterales para transeúntes.
Lo contado anteriormente fue motivo para que citado día se instituyera la llamada Feria de Gracia, pasando a ser conocido dicho lugar por el nombre de Puerta de la Feria.
Una vez contados sus inicios, pasemos a relatar cómo transcurrió el festivo y tradicional día de la Hiniesta del ya tan lejano año 1867: «10 de junio y temperatura veraniega, a la agradable sombra del bosque de Valorio se bailó, corros de muchachos y muchachas, manteles extendidos en la hierba... nunca vimos en esta romería tantas gentes, Zamora entera estaba allí. Llegó la noche, una de las más hermosas, en la colinita donde hace poco se ha construido la pintoresca casa para el guarda, delante de ella una mesa puesta por una pandilla de jóvenes de la buena sociedad zamorana, delante de dicha mesa se encontraban sentadas aquel grupo de señoritas, ostentando faldas tan vaporosas como el gran cielo plagado de estrellas. En segundo término los caballeros se afanaban para servirles refrescos abundantes y exquisitos. Todo allí respiraba alegría y cordialidad. Era aquella reunión digno epílogo de una vieja tradición basada en el campo».
Después de contar esta simplificada y viejísima crónica, pasemos al día siguiente, donde otra vieja tradición acude puntual cada año a la barriada de San Lázaro, partiendo de su iglesia procesionará la llamada Virgen del Yermo por diversas calles del barrio, del que es su patrona. Siempre fue llevada en andas por las bellas lazarinas que más habían ofrecido en trigo u otros productos, en animada subasta pública que previamente se había celebrado. Todavía se conserva aquel viejo dicho: «La que con la Virgen carga, al año siguiente ya no está soltera, porque es la del Yermo una imagen que buscó novio a cualquiera».
Una vez finalizada la procesión, siempre fue costumbre esa noche, reunirse los vecinos para cenar un buen plato de riquísimo arroz con leche.

  HEMEROTECA

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
www.ibercoches.es
www.iberpisos.es
Marca:
Modelo:
Provincia:
  Felicita a través de laopiniondezamora.es

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE ZAMORA |  LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laopiniondezamora.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondezamora.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya