Sacerdote conocido como el «cura roquero» 
Padre Jony

«En la Catedral tocaría un tema cañero con influencias de Rosendo y ´Green day´»

«Me gustaría que Rouco Varela asistiera a alguno de mis conciertos, pero no lo veo saltando entre el público»

 20:00  
El padre Jony posa en el Seminario Mayor.
El padre Jony posa en el Seminario Mayor. Foto Emilio Fraile

JOSÉ MARÍA SADIA

El «cura roquero» acaba de desembarcar en Zamora, donde compartirá varios actos con los jóvenes de la capital, Benavente, Toro y Villalpando para presentar su fundación «Provocando la paz», un proyecto para «concienciar en valores a los jóvenes». Sin duda, el estilo de Joan Enric Reverté no deja indiferente a nadie, ni siquiera a la cúpula de la Iglesia, donde «muchos no me entienden, aunque es su problema».


-¿Cuál es el objetivo de su viaje a Zamora esta semana?


-Vengo a tansmitir educación en valores a los jóvenes a través de una campaña de la fundación «Provocando la paz», que yo mismo presido. Además, intentamos sensibilizar a todos los públicos sobre asuntos que están pasando en el mundo.


-«Provocando la paz» también es el título de su primer disco. ¿Cómo a un cura le da por grabar un trabajo de rock?


-Todo comenzó a los 15 años, cuando asistí a un concierto con mis amigos. Descubrí el mundo del rock en directo. Me impresionó la energía, el inconformismo, la tralla, la magia... Y me dije: «Yo quiero hacer esto». Me compré una guitarra modelo Weston Pantera y empecé a tocar por mi cuenta. Cuando entré en el Seminario, fundé mi primer grupo «Seminari Boys» para demostrar que iba en serio. También toqué con otros grupos, como «Properly», con quien adquirí la experiencia necesaria. Así llegó mi primer disco con la ayuda de músicos profesionales.


-En ese camino tan alternativo, ¿se ha encontrado con muchas trabas?


-En el Seminario recibí siempre respeto por parte del rector y del obispo y algún que otro apoyo. Después, hubo más variedad: desde grandes respaldos hasta grandes críticas.


-¿Qué opina su obispo? ¿Han hablado mucho de este asunto?


-Claro, ha predominado el respeto, aunque a veces no acababa de entender este estilo.


-¿Qué es lo que menos le encaja a su obispo y a la Iglesia en general de difundir el mensaje de Jesús a través del rock?


-La incomprensión hacia este tipo de música, de tipo contemporáneo, que a lo mejor no entienden. Algunos me confesaban que se habían quedado en Antonio Machín y que todo lo demás les sobrepasaba. No saben qué ha pasado en los últimos treinta o cuarenta años. Otros, por su parte, puede que no sepan lo que está pasando en el mundo de los jóvenes, de la noche y de la fiesta, y lo que comporta. Mi proyecto intenta abarcar todo ello.


-¿La Iglesia no comprende a los jóvenes o no los quiere comprender?


-Creo que hay dos movimientos. De un lado, la sociedad materialista que no favorece que los jóvenes tengan unos valores comprometidos y eso los aleja. También hay una serie de personas en la jerarquía eclesiástica que no comprenden las cosas que pasan entre los jóvenes o la misma sociedad. Intento hacer un poco de puente para trasladarles el mensaje de Jesús.


-¿Su iniciativa es una revolución social o un desafío a la propia Iglesia?


-No lo sé... Yo solo pienso en los que la necesitan, jóvenes y adolescentes. Si otros no me entienden es su problema.


-Háblenos de sus influencias roqueras.


-Cuando empecé, encontré una vertiente inconformista con grupos como Rosendo o Barricada. También hallé una denuncia de una serie de injusticias, la que caracteriza al mismo Rosendo, un referente para mí que sigue de actualidad. Después, he recibido influencias de grupos como U2, con un fuerte componente social, y de otras bandas como «Guns & Roses» o «Rage Against the Machine».


-Está de acuerdo con la música, pero no con el mensaje...


-A la hora de componer, tengo mi propio estilo. Incorporo ese inconformismo social, también es un anuncio del mensaje de Dios y una defensa de los más débiles.


-¿Ha tenido la oportunidad de hablar de ello con su jefe Rouco Varela?


-No, solo he dialogado con mi obispo y con otros que me han invitado a sus diócesis. Otros tal vez opinen sin saber lo que hago porque no han estado en ninguno de mis conciertos.


-¿Le gustaría?


-Sí, pero sobre todo que lo viera en acción, que asistiera a alguno de los conciertos o a las misas roqueras.


-¿Se imagina al presidente de la Conferencia Episcopal saltando en sus conciertos?


-Tanto como eso no, pero sí haciéndose la idea de cómo están los jóvenes y las respuestas que yo les ofrezco.


-A lo mejor lo que no entienden sus jefes es su aspecto...


-Mi «look» está más relacionado con el jefe de la familia, que es Jesús, y mi mensaje es el suyo. Lo que rechazan es mi música.


-¿Qué canción tocaría en nuestra Catedral?


-Tocaría «Pescador de hombres», una canción muy cañera que situaría entre Rosendo y «Green Day».


-¿Y en nuestras iglesias románicas?


-«Nada sin tí», que comienza con una introducción en gregorian, pasa al rock y acaba en gospel.


-Si tuviera que acompañar el canto del Miserere...


-Podría tocar una balada, «Nana para un niño cansado», para aplicar la Pasión de Jesús a los niños que vienen al mundo con tantos problemas.


-¿Y el próximo Domingo de Ramos?


- «Las tribus», por ejemplo, que hace referencia a Jerusalén y una llamada al respeto.


-¿Qué tema le dedicaría a Benedicto XVI?


-«Revolución», el mensaje más impactante de Jesús adaptado al lenguaje de ahora.


Tarragona, 1967


Joan Enric Reverté nació en Amposta (Tarragona) a finales de la década de los sesenta. A los quince años, asistió a un concierto de rock y quedó tan impresionado que decidió ahorrar para comprarse una guitarra. Su amor por el rock era tan fuerte como su camino hacia Dios. De ahí que ingresara en el Seminario y fundara el grupo «Seminari Boys». Mientras unos le apoyaban y otros «no me entendían», el padre Jony grababa su primer disco, titulado «Provocando la paz». También fue el título de su fundación, un órgano desde el que educa en valores a los jóvenes y extiende mensajes de carácter universal entre la sociedad contemporánea.


  HEMEROTECA

ZA-49

ZA-49

Periódico Interescolar de Zamora

No a la violencia . La comunidad escolar de la provincia celebra el Día escolar de la Paz

 

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
www.ibercoches.es
www.iberpisos.es
Marca:
Modelo:
Provincia:
  Felicita a través de laopiniondezamora.es

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE ZAMORA |  LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laopiniondezamora.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondezamora.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya