Comunión de bienes... culturales

La Catedral de Zamora alberga distintas piezas artístico-religiosas que fueron creadas, originariamente, para monasterios, iglesias y conventos de la diócesis

 
La "Virgen con el Niño y San Juanito", atribuida a Bartolomé Ordóñez;
La "Virgen con el Niño y San Juanito", atribuida a Bartolomé Ordóñez; 

JESÚS HERNÁNDEZ. No fue pequeña, artísticamente, la aportación del monasterio de San Jerónimo. La Desamortización acabó con su existencia religiosa, pero dos obras enriquecieron el patrimonio catedralicio: el Cristo de las Injurias y la "Virgen con el Niño Jesús y San Juanito", ambas del XVI. El Crucificado, que recibe culto en la capilla de San Bernardo, es de mediados de esa centuria. «Pasó a la Catedral en 1835», según José Angel Rivera, delegado diocesano de Patrimonio Cultural. La obra, «sobrecogedora», ha sido atribuida a diversos autores, como Gaspar Becerra, Diego de Siloé, Arnao Palla Y Jacobo Florentino. La devoción de los fieles compite con los elogios de la crítica especializada. La escultura de "La Virgen con el Niño?", en mármol de Carrara, es atribuida a Bartolomé Ordóñez. Gómez Moreno consignó: «Pieza de valor grandísimo». Y, después, hablaba de «que es admirable que no la haya estimado nadie en cuanto vale». Posee «originalidad y mérito», se percibe «elegancia, corrección y destreza de cincel».
Otro cenobio, San Benito (emplazado en el terreno de la actual Ciudad Deportiva), legó la "Cruz de Carne", que se custodia en la capilla de Santa Inés, ubicada en el cuerpo bajo de la torre-fortaleza desde 1835. El sagrario del retablo guarda esa reliquia, que, según la tradición, un ángel ofreció a un monje benedictino, de nombre Ruperto, cuando éste pedía «el cese de la Peste Negra». Se vivía el siglo XIV. El espíritu celestial le indicó que la ciudad estaría libre de pestes si aquélla era venerada. La Cruz se guardó en la iglesia de San Miguel del Burgo (establecida en el espacio que actualmente ocupa la calle de Cortinas de San Miguel) hasta finales del XVI, cuando el templo fue derribado. Se custodió, desde ese momento, en el monasterio de San Benito? La devoción alcanzó hasta mediados del siglo XX.
La última contribución procede de las monjas concepcionistas, establecidas desde 1615 en Zamora. Al abandonar el monasterio de la Purísima Concepción el 4 de junio del pasado año, pues este tiempo de bullanga y griterío no llama fuerte a la contemplación interior, donaron la imagen de "El Niño Jesús de las Lágrimas", obra de pequeñas dimensiones, del XVIII. Ahora se expone en la Capilla Mayor, en su lado derecho. Y se prosigue con la tradición de su fiesta anual: el 1 de enero. El Cabildo de canónigos sabe que la tradición es legado y continuidad.
La capilla del Santísimo -es conocida, también, por las denominaciones de San Miguel o de los Balbases- cuenta con un retablo de finales del XVI que procede de San Juan de Puertanueva, antaño límite del recinto amurallado. Es hechura de Juan de Montejo. La labor de pintura y dorado es obra de Juan Ruiz de la Talaya. «El banco contiene ocho relieves con figuras de santos; el primer cuerpo alberga las tallas de San Bartolomé, Nuestra Señora de la Piedad y Santiago el Mayor; el segundo, las de San Juan Evangelista, Cristo resucitado y san Cristóbal», explica Rivera de las Heras. En el ático, «un relieve con el busto del Padre Eterno entre las efigies de San Pedro y San Andrés». Montejo y Ruiz de la Talaya eran buenos conocedores de sus oficios, cuando el magisterio se adquiría sólo por el trabajo y sus obras, por el talento y sus producciones.
El primer templo diocesano, que originalmente fue modelo arquitectónico -cuando mantenía toda su pureza constructiva y estilística-, recibe? y entrega. Así, la pila bautismal de la iglesia de Cristo Rey, decorada con gallones, es cesión de la Catedral: comunión de bienes. (Y eso sucede en el templo más significativo del arte eclesial del pasado siglo en la urbe zamorana). Algo similar sucede con las restantes iglesias de la ciudad: ceden o reciben retablos, imágenes de Crucificados y Vírgenes, cruces, pilas bautismales y reliquias. También comunión de bienes. Una forma de compartir los testimonios iconográficos de la fe. Que siempre son doctrina, aunque no siempre sean catecismo.

  Turistas en su propia ciudad

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
www.ibercoches.es
www.iberpisos.es
Marca:
Modelo:
Provincia:
  Felicita a través de laopiniondezamora.es

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE ZAMORA |  LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTACTAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondezamora.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya