Fútbol | Tercera División - Grupo VIII
S. D. Almazán 11Zamora C. F.
 

SD Almazán - Zamora CF (1-1): Revancha a medias

El Zamora C. F. rubrica una vuelta entera sin conocer la derrota tras empatar en casa del Almazán, rival que le ganó en la primera vuelta

02.02.2016 | 01:02
Moreira lucha un balón con un rival.

Todos los equipos tienen su "bestia negra" y la del Zamora CF esta temporada parece ser el Almazán. El equipo rojiblanco no ha sido capaz de ganar a los sorianos en los dos encuentros en los que se han enfrentado, aunque bien es cierto que ayer en La Arboleda los de Balta pudieron sumar un punto y cerrar así una vuelta entera (19 partidos) sin conocer la derrota, en la que los únicos traspiés han sido los empates ante el Atlético Tordesillas, Cristo Atlético y ayer ante el Almazán, mientras que los 16 encuentros restantes se cuentan por victorias. Ayer en Soria el equipo zamorano no se sintió cómodo y aunque pudo contrarrestar el gol de Huete con una diana de Rubén Moreno, los jugadores se mostraron irregulares en su juego y no pudieron sacar a relucir su potencial y calidad. Con este marcador, los líderes del Grupo VIII ven reducida a 9 puntos la distancia con la Gimnástica Segoviana, mientras que el Palencia está a diez, y La Bañeza, que cierra los puestos de play-off con 40 puntos, tiene 16 menos que los de Balta.

Ayer el equipo visitaba al único rival que le ha ganado este curso (1-2 en la cuarta jornada) y había ciertas ganas de revancha por parte de los hombres de Balta, que salieron muy fuertes y bien situados en el campo, a pesar de las bajas en defensa que presentaban. Independientemente de la primera aproximación de Nata los primeros minutos fueron de tanteo para ambos equipos, que vieron como tanto uno como otro hacía méritos para adelantarse en el marcador.



Quizás el Almazán, mediante Jesu, estuvo un poco más inspirado en esos minutos pero fue David Álvarez quién tuvo la más clara en el primer cuarto de hora de partido con un disparo que salió rechazado por el poste de la portería defendida por Andreas.

No se esperaba el Zamora a un Almazán tan respondón, aunque seguramente el conjunto rojiblanco sabía de los peligros del conjunto local, que no pierde en su feudo desde la décimo primera jornada.

Pasaban los minutos y ninguno de los dos equipos encontraba el camino al gol, aunque sí que parecía tener más acierto el Almazán, que poco a poco ponía en apuros a la defensa zamorana. En una de esas jugadas llegó el primer gol. En un centro desde la banda izquierda, Adri remató a gol y Miguel rechazó en primera instancia pero en el segundo palo aparecía Huete para adelantar a los locales.

Sin embargo, el Zamora no se rindió, y trató de buscar con esmero la portería rival y tardó 8 minutos en hacerlo cuando Rubén Moreno enganchó un rechace que quedó muerto en el área para batir la portería local. Empataba a domicilio el Zamora y empezaba un nuevo partido a partir de allí. Precisamente, el mismo Rubén Moreno, el delantero más insistente de los rojiblancos, tuvo en los minutos finales de la primera parte una buena ocasión en lanzamiento de falta, pero el balón salió rozando el palo del área grande en la portería de Andreas.

En la segunda parte cambió un poco la dinámica del partido, con un Zamora con más balón, con más posesión pero sin tantas aproximaciones. El guardameta Andreas fue uno de los jugadores destacados de ese tramo de partido, con dos ocasiones del Zamora maravillosamente solventadas cuando parecía que el líder podía ponerse por delante en el marcador.

Enfrente el Almazán buscaba el contragolpe pero no conseguía rematar bien al final de las jugadas. Primero Huete, con disparo cruzado, y después Márquez, permitiendo el lucimiento de Miguel, pusieron en jaque a la defensa zamorana, que a pesar de su superioridad en la clasificación no estaba plasmando su fútbol en el terreno de juego y pasaba apuros. Tratando de hacer valer su calidad individual, Rubén Moreno volvió a la carga pero de nuevo el palo evitó el segundo gol zamorano que nunca llegaría, obligando a los de Balta a firmar un empate que dada la trayectoria del equipo puede resultar agridulce pero les permite cerrar una vuelta sin conocer la derrota.

Ahora ya todos piensan en el próximo encuentro que será muy especial y es que el sábado a partir de las 20.00 horas el GCE Villaralbo, con varios exrojiblancos como Manu Arias y Ballesteros, visita el Ruta de la Plata. Los eléctricos, tras su empate del sábado son quintos, a tres puntos de la fase de ascenso, por lo que se espera un derbi intenso y atractivo para el espectador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine