Fútbol | Copa Federación Castilla y León
GCE Villaralbo 10Zamora C. F.
 

GCE Villaralbo - Zamora CF (1-0): El GCE puso más ganas

El Villaralbo se lleva un derbi intrascendente en el que nada se jugaban los dos equipos zamoranos y que sentenció Jarabo con un gol en el minuto 77

09.10.2015 | 00:49

Un gol del zamorano Jarabo hizo justicia y le dio la victoria al GCE Villaralbo en un intrascendente derbi de la Copa Federación de Castilla y León en el que nada tenían que ganar ninguno de los dos equipos zamoranos una vez que el Ciudad Rodrigo ya les había derrotado con anterioridad y será el equipo charro el que pase a la fase nacional.

El partido jugado ayer en el estadio Fernández García reunió a un Zamora acuciado por las bajas y un Villaralbo que desde el principio puso muchas más ganas por ganar el partido. El equipo rojiblanco se complicaba la vida todavía más a los cinco minutos al perder por un fuerte golpe en un pómulo a Nacho Huertas que tuvo que ser sustituído por Coque. Los de Balta no arriesgaron lo más mínimo y se dedicaron a partir de ese momento, a esperar los avances del GCE que pudo haber marcado en varias ocasiones pero la falta de acierto y la gran actuación del portero Jon Andoni lo impidieron.

El Zamora acudía a este compromiso con la Federación con el lastre que supone contar con tres bajas por lesión y todo se complicó todavía más cuando Nacho Huertas tenía que abandonar el terreno de juego. Balta presentó un equipo inicial compuesto íntegramente por jugadores de la primera plantilla, salvo el canterano Raúl, a los que tuvo que sumarse Coque por la lesión de Huertas. La principal novedad fue ver a Álvaro de la Iglesia jugando como central junto a Josema, que ayer mismo fue sancionado con un partido y no podrá jugar contra el Palencia el domingo.

En el Villaralbo, también casi todos los titulares eran los habituales a excepción de Escribano que suele alternar con el filial.

La lesión de Huertas calmó bastante los ánimos y ninguno de los equipos se empleó a fondo en las tareas defensivas, especialmente el Zamora que se dedicó toda la primera parte a ver cómo su rival protagonizaba constantes internadas en su área hasta el punto de que el jugador rojiblanco más destacado fue desde muy pronto el portero Jon Andoni que aprovechó el día para adquirir el ritmo de juego que no puede alcanzar en los partidos de Liga donde ha sido suplente hasta el momento.

El Zamora se limitaba a intentar contragolpes pero sin ningún acierto porque los centrales Manu Arias y Vilarchao estuvieron siempre muy atentos a las oleadas rojiblancas. Por el contrario, la banda derecha del Villaralbo era un coladero por el que Ruiz y Garban canalizaban muchas acciones de ataque que casi siempre terminaba desbaratando el portero Jon.

También lo intentaban los locales desde lejos como Ruiz en el minuto 24 con un potente disparo que rechazó Jon, o ya en el minuto 30 Garban que volvió a poner a prueba al guardameta del Zamora. Y ya en el minuto 39, era Vilarchao el que remataba fuera con toda la portería para él.

Pero la ocasión tal vez más clara de la primera parte la protagonizó el central Josema que cogió el balón en su campo y, a lo Franz Beckenbauer se plantó en el área contraria para ceder a Moreno que disparó con toda la intención, pero el meta Viti estuvo muy atento y rechazó el balón.

Tras el descanso, el nivel de exigencia de ambos rivales todavía bajó más y todo parecía encaminado a que el encuentro finalizara con el empate a cero inicial.

Sin embargo, cuando ya corría el minuto 77, Saned envió un balón en profundidad a Jarabo que cogió la espalda a la defensa del Zamora y batió a Jon Andoni para poner el 1-0 que hacía justicia al equipo que más ganas había puesto para ganar este encuentro absurdo al que los dos equipos zamoranos llegaron tras rozar el ridículo en sus encuentros anteriores con sendas derrotas ante un rival inferior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine