Telemarketing

Cómo acabar con las insistentes llamadas comerciales

Algunos piensan que no coger el teléfono es la solución pero existen otras maneras de zanjar el acoso telefónico

23.07.2015 | 19:21
Pautas para acabar con las llamadas comerciales.

Suena el teléfono y al mirar la pantalla descubres que no sabes quién te está llamando. Las dudas te sobrecogen: ¿será algo importante o simplemente me querrán vender algo? Quien más quien menos ha recibido llamadas comerciales con el objetivo de cambiar de compañía telefónica, adquirir un seguro para el hogar, o ahorrar en la factura eléctrica. Pero un simple, "ahora no me interesa", no desmotiva a los comerciales de telemarketing, que acaban logrando reprogramar la llamada para otro momento y volver a proponer la oferta.

Una de las cosas que más incomoda de este tipo de llamadas es que se producen en momentos inoportunos; afortunadamente, desde hace un tiempo la ley establece que dichas llamadas están prohibidas antes de las 9 de la mañana, después de las 9 de la noche, en festivos y en fines de semana.

No coger el teléfono cuando identificamos que se trata de una llamada comercial, puede ser una opción para evitar el enfrentamiento verbal, pero la insistencia continuará hasta que lleguemos a descolgar. En este caso, es recomendable seguir las siguientes pautas:

- Hay que ser tajante en la respuesta, decirle al operario que no deseas ninguna información de esta compañía ni de ninguna otra oferta. Siguiendo lo que establece la normativa que regula las llamadas comerciales indeseadas, la empresa en cuestión no debería llamarte más.

- No facilites ningún dato personal como vivienda, cuenta bancaria... y evita de este modo cualquier estafa.

- Algunos números de teléfono son más propensos a recibir llamadas de telemarketing. Si es este tu caso puedes ponerte en contacto con tu compañía de teléfono para pedir que te excluya de guías telefónicas.

No ofrezcas ningún dato personal a tu interlocutor como dirección o cuenta bancaria, para evitar estafas.

-Regístrate en la lista Robinson, una web que gestiona la exclusión publicitaria. El usuario elige qué tipo de publicidad no quiere recibir (por teléfono, email, sms...). Ésta es la forma más rápida y eficaz aunque sólo protege de aquellas marcas con las que no has mantenido ningún tipo de relación.

Todas las empresas que empiezan una campaña de publicidad están obligadas a consultar esta lista, por lo que este gesto puede ayudar a no recibir futuras llamadas. La inscripción en este servicio se hace efectiva al cabo de tres meses de haber rellenado la solicitud en la web.

-Si las llamadas no cesan habla directamente con el departamento de publicidad de la empresa para que dejen de mandarte información ya sea a través de llamadas o emails. Si este gesto tampoco funciona, acude a la Oficina del Consumidor para escribir una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

-Si aún así persisten las llamadas existe la posibilidad de crear una denuncia penal, acudiendo a una comisaría o a un juzgado de guardia para pedir la identificación de la persona física o jurídica que te llama. Existen varias condenas por acoso telefónico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine