26 de marzo de 2018
26.03.2018

Cuatro consejos para evitar los mareos de los niños en el coche

La cinetosis es un problema bastante frecuente en los menores a partir de los dos años

26.03.2018 | 11:54
Trucos para evitar la cinetosis

El mareo en el coche o cinetosis es un problema bastante frecuente. Se trata de una sensación desagradable de malestar, sudor frío, náuseas y otras manifestaciones como bostezos o palidez, hasta llegar a los vómitos. Suele ser bastante frecuente en los menores y puede convertirse en un gran problema a la hora de viajar y desplazarse.

"Estos síntomas surgen por la aceleración y desaceleración lineal y angular de una manera repetida durante un trayecto. Puede aparecer en viajes por mar, aire, coche, tren y en atracciones", explican desde la Clínica Universidad de Navarra (CUN).

En concreto, señalan que la causa primaria de esta afectación es la estimulación excesiva del aparato vestibular por el movimiento. "El cerebro siente el movimiento a través de las señales provenientes del oído interno, los ojos, los músculos y las articulaciones. Cuando recibe señales que no coinciden puede surgir el mareo por movimiento", explica.

Por ejemplo, dice que dentro de un barco, el oído interno percibe el movimiento, pero los ojos no pueden indicar que se está moviendo. "La susceptibilidad individual es muy variable. Los estímulos visuales (por ejemplo, un horizonte en movimiento), la mala ventilación (humos, monóxido de carbono, vapor) y los factores emocionales (por ejemplo, miedo, ansiedad) actúan junto con el movimiento para precipitar un ataque", añade.

Cuándo empieza a marearse un menor

En este sentido, en una entrevista con Infosalus, el jefe de Pediatría de los hospitales Vithas Nisa en Valencia y Castellón, Javier Miranda, explica que es muy raro que se mareen los niños muy pequeños, por debajo de los dos años, pero por encima de esa edad señala que aumenta la sensibilidad de marearse en el coche, especialmente hasta la adolescencia, bajando su incidencia a partir de los 12 años; si bien hay personas que se siguen mareando en el coche durante toda su vida.

Según la CUN, entre los síntomas más comunes de esta afectación se encontrarían las náuseas y los vómitos cíclicos. "Pueden estar precedidos de bostezos, de hiperventilación, de salivación, de palidez, de sudación fría abundante y de somnolencia. También puede presentarse aerofagia, vértigo, cefalea, malestar general y fatiga", describe.

Desde la Asociación Españolade Pediatría de Atención Primaria (AEPAP) aconsejan a la hora de prevenir el mareo en el coche:

1. En viajes cortos es mejor no comer nada antes; si es largo es preferible comer ligero y evitar grasas y fritos.

2. Evitar realizar actividades que obliguen a fijar la vista en un objeto cercano, como leer o jugar a videojuegos durante el viaje. Lo ideal es que miren hacia adelante objetos lejanos.

3. Hay que animar al niño a que se duerma, ya que durante el sueño no aparecen los mareos.

4. Una buena ventilación del coche es importante, así como la evitación de olores fuertes; por supuesto, también del humo del tabaco.

"En cualquier caso, hay que estar preparado para la posibilidad de que los niños vomiten durante el viaje, por lo que es aconsejable que dispongan de una bolsa o cubo de plástico a los que poder recurrir rápidamente si se da el caso. Cuando los síntomas del mareo son intensos puede ayudar el empleo de algún medicamento, aunque usado con prudencia y consultando previamente a su pediatra", agrega.

De hecho, el doctor Miranda apuesta por la prevención como primera medida ante el conocimiento de los mareos en el viaje, recomendando intentar mirar a un objeto que esté fijo, fuera y lejos del coche, e intentar no mirar por las ventanillas laterales. A su vez, aconseja que el menor se coloque en el coche en la posición central, ya que se trata de la zona en la que hay menos vaivenes. Tampoco recomienda que los niños miren móviles ni libros durante el viaje.

En cuanto al tratamiento farmacológico de la cinetosis, el pediatra Miranda señala que suele indicarse un fármaco derivado de los antihistamínicos, pero con el que hay que ser precavidos porque tienen efectos sedantes sobre los niños. "El problema es para los trayectos cortos en los que el niño también se marea. Ahí se aconseja hacer muchísimo hincapié en las medidas preventivas", insiste el especialista de los Hospitales Vithas Nisa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud

Tu fecha de nacimiento influye en tu salud

La ciencia confirma que el mes en que nacemos puede incidir en nuestro expediente clínico

Omeprazol: Los errores más frecuentes en su uso

Para consumir de forma correcta y responsable este...

Ejercicios clave para aliviar el dolor de espalda

Es necesario mantener un cuidado activo de la zona a...

Más noticias de Salud
Enlaces recomendados: Premios Cine