Psicología

Cinco sencillos hábitos para mejorar tu autoestima

Hay veces en las que somos nuestro peor enemigo y nos sentimos mal por dar rienda suelta a nuestro lado negativo

01.11.2016 | 15:59
Vuelve a sentirte poderoso con estas sencillas rutinas.

Se llama autoestima y es uno de los pilares fundamentales de la estabilidad emocional de una persona. Se trata del amor propio, el respeto hacia uno mismo, la sensación, en definitiva, de encontrarse a gusto en el pellejo que nos ha tocado ocupar.

Los motivos por los que la autoestima se ve afectada a veces son múltiples y muy variados pero casi siempre se derivan de la presión que el entorno social ejerce y que a algunos afecta de más por la falta de confianza en sí mismos, o por decepciones de índole sentimental, por mencionar algunos.

Si te encuentras en un período en que lo estás pasando mal porque no te valoras lo suficiente, puedes comenzar a paliar la esa ansiedad fomentando una serie de pensamientos positivos que te ayudarán a empezar a ver las cosas de una forma distinta. Todos ellos comparten un mismo objetivo: impedir que tu lado negativo le gane la partida al lado optimista.


1. Lleva la contraria

No se trata de buscar siempre la polémica, habrá cosas en las que coincidas con los demás. Pero si hay algo en que no lo haces, no te lo guardes: lleva la contraria, expresa tu disconformidad, pero recuerda, siempre con empatía y respeto por las posiciones diferentes.

Alzar nuestra voz por encima de la de los demás, hacernos escuchar para expresar nuestra forma de ver determinado problema, es algo que a muchos les cuesta horrores porque durante ese breve lapso de tiempo en que nos estemos explicando, toda la atención recaerá sobre nosotros. Ni lo pienses. Olvídate del miedo a equivocarte, todos lo hacemos. Lo importante es aprender a defender nuestras ideas y valores.


2. Haz más deporte

Es un hecho: la opinión que guardamos de nuestra propia apariencia nos influye a la hora de movernos por la vida con mayor seguridad. Si no nos gusta mirarnos en el espejo y ver que estamos en baja forma, ¿no deberíamos entonces hacer algo para remediarlo?

Así que líbrate de la pereza y comienza a sudar la camiseta. Verás como empiezas a sentirte reconfortado muy rápidamente. Hacer ejercicio estimula de inmediato la liberación de endorfinas, que son las moléculas que favorecen la sensación de bienestar.

En este punto se pueden incluir otras muchas acciones que pueden ayudarte a verte mejor a ti mismo. ¿Te apetece un cambio de ´look´? Podrías hacerte un nuevo corte de pelo, por ejemplo. ¿No te gusta la ropa que llevas? Pues no lo pienses más y renueva tu armario. Te mereces verte bien a ti mismo.


3. Deja de buscar la aprobación

Un montón de cosas las hacemos pensando en cómo las percibirá nuestro entorno. A veces nos vestimos para gustar a los demás y buscar sus halagos y su atención, y no conseguirlo nos frustra. Otras, nos apuntamos a la última moda con reticencias, solo por no quedarnos fuera de onda. Nos callamos nuestros pensamientos por miedo a que no sean aceptados. Incluso podemos acabar abandonando nuestras aspiraciones por darnos cuenta que no reciben reconocimiento social.

Haz una cosa. Empieza a plantearte por qué haces eso que estás haciendo. ¿Es porque tú quieres, o es para agradar a los demás? Si resulta que caes en la cuenta de que efectivamente te mueves por la búsqueda de la aprobación externa, y no te gusta esa idea, deberías abandonar ese pesado hábito y comenzar a actuar en función de lo que te apetezca o agrade a ti mismo.


Socializar viene genial para sentirnos bien. FOTO: GettyImages


4. Socializa y libérate de la gente tóxica

Hay gente negativa que puede ser realmente persuasiva y contagiarte el mal rollo. Gente pesimista que con sus observaciones impertinentes probablemente consiga que tu autoestima se reduzca. No dejes que esas personas te coman la moral. Ahí fuera hay un montón de gente buena. Si crees que no conoces a nadie así, entonces deberías involucrarte en ocupaciones nuevas que te ayuden a conocerla.

Apuntarse a alguna actividad, como aprender un idioma o ir al gimnasio, o retomar el contacto con aquel amigo del que te distanciaste tiempo atrás sin un motivo de peso, pueden ser buenas maneras de conocer a gente para empezar a llevar una vida más social.

Socializar es de lo mejor que hay para divertirse, recibir apoyo emocional, liberar cargas y tensiones y aprender lo que los demás pueden enseñarnos.


5. Acepta tus defectos

Nadie es perfecto. Todos tenemos esta o aquella cosa que nos gustaría cambiar, incluso que durante un tiempo tal vez nos pesara pero que finalmente acabamos aceptando, dándonos cuenta de que eso que nos molestaba era una tontería. Hasta puede ser que sea nuestra marca, eso que nos identifica de los demás.

Deberías dejar de ser tan perfeccionista con respecto a ti mismo. Ser ambicioso es bueno, pero siempre cuando se parta de un punto de aceptación y no se convierta en algo obsesivo. Hay que ser realista, aceptar nuestras limitaciones y defectos. Una vez los hayamos identificado y asumido con naturalidad, podremos empezar a trabajar en mejorarlos, con esfuerzo, tesón y constancia, pero sin obcecación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud


Cinco trucos para evitar el síndrome postvacacional
El 30% de los españoles sufre este tipo de "depresión"

Cinco trucos para evitar el síndrome postvacacional

Descubre las pautas que debes seguir para tener una vuelta al trabajo lo menos brusca posible

Cenar tarde podría provocar cáncer de piel a largo plazo

Cenar tarde podría provocar cáncer de piel a largo plazo

Descubre la importancia de la alimentación para el correcto funcionamiento de nuestro organismo

Cómo evitar los resfriados del aire acondicionado

Cómo evitar los resfriados del aire acondicionado

Los cambios de temperatura favorecen la aparición de enfermedades en las vías respiratorias altas

Los riesgos de practicar sexo bajo el agua

Los riesgos de practicar sexo bajo el agua

Las relaciones sexuales en el agua tienen su erótica pero pueden provocar irritaciones y sequedad

Crujirse los dedos, ¿hasta qué punto es malo hacerlo?

Crujirse los dedos, ¿hasta qué punto es malo hacerlo?

Descubre los efectos secundarios y porqué se produce esta costumbre inconsciente

Consejos para prevenir la otitis del nadador

Consejos para prevenir la otitis del nadador

Las personas que padecen dermatitis o que generan tapones de cera suelen sufrir este dolor de oídos

Todo lo que debes saber sobre la caducidad de los alimentos

Todo lo que debes saber sobre la caducidad de los alimentos

Se fija hasta que un alimento se puede consumir de forma segura, siempre que se sigan las...

Expertos en salud

Los beneficios del yoga para combatir la depresión
Mujer haciendo yoga.

Los beneficios del yoga para combatir la depresión

Un estudio demuestra que los ejercicios de meditación ayudan a mejorar el bienestar interior

¿Por qué combinar bebidas azucaradas y proteínas es una mala opción?

¿Por qué combinar bebidas azucaradas y proteínas es una mala opción?

Un estudio desveló que la mezcla altera el balance energético y favorece la acumulación de grasa

¿Qué llevar en el botiquín estas vacaciones?

¿Qué llevar en el botiquín estas vacaciones?

Alcohol, suero fisiológico, vendas, esparadrapo... son varios de los productos que no deben faltar

Cómo aliviar los sofocos de la menopausia

Cómo aliviar los sofocos de la menopausia

Los síntomas asociados a esta etapa fisiológica pueden acabar afectando a la calidad de vida de...

Los peligros de los jabones antimicrobianos

Los peligros de los jabones antimicrobianos

Los productos antibacterianos apenas ofrecen beneficios para la salud y dañan el medio ambiente

Consejos para prevenir los hongos en los pies

Consejos para prevenir los hongos en los pies

El pie de atleta es un problema frecuente en verano ya que estos organismos habitan en zonas húmedas

Enlaces recomendados: Premios Cine