Precauciones

Consejos para aliviar la piel después de una quemadura solar

Durante el verano estamos completamente expuestos al sol y esto puede traer problemas graves para nuestra piel

02.08.2016 | 16:27
Quemaduras producidas por el sol

Pasos a seguir tras quemarse la piel

  • Lo primero que debemos hacer tras notar que nos hemos quemado con el sol es bajar la temperatura de la piel: aplicar frío, realizar duchas frías,
  • No utlices cremas demasiado densas que no dejarán que la piel se oxigene y se ventile y aún te irritarán más.
  • Si te han salido ampollas no las revientes, es más, protégelas con una gasita esterilizada si están a punto de abrirse o se han abierto ya.
  • Si la quemadura es fuerte puede aliviarse con antiinflamatorios orales como el ibuprofeno. Consulta con tu farmacéutico.
  • Una vez se ha bajado la temperatura de la piel, el segundo paso es hidratarla con productos nutritivos y regeneradores.

En verano todos nos exponemos al sol; incluso aquellos que rehuyen de la playa o la piscina corren el riesgo de quemarse por el simple hecho de pasear por la ciudad o tomar algo en una terraza. Es muy importante concienciarse de que hay que ponerse protector solar, principalmente en la cara, y a diferencia de las creencias populares, no sólo en verano sino todo el año.

Pero además, hay que cubrir esas partes que quedan expuestas a los rayos del sol con crema protectora antes de salir de casa. Aún así, son muchas las personas que por un despiste o porque han estado demasiado tiempo tomando el sol han sufrido alguna quemadura en la piel, algo muy molesto. Por ello, a continuación te ofrecemos una serie de recomendaciones que te pueden aliviar en esta situación. No obstante, recuerda que aunque la piel se recupera, tiene memoria y cualquier quemadura es nociva a lo largo del tiempo en nuestro organismo, así que ponte protección y no te excedas con los rayos de sol.

  Aftersun

Es recomendable emplear el aftersun cada vez que volvemos de la playa o la piscina pues hemos estado expuestos al sol. Es importante aplicarlo en lugar de la crema hidratante corporal mientras estemos en verano o el sol apriete.
Los aftersuns refrescan y descongestionan la piel, nutren la epidermis, restableciendo el equilibrio húmectante de la piel... Su uso ayuda a preservar la juventud de la piel, reconstruyendo las defensas.

Además, el afersun hace que tu bronceado sea más duradero. La acción hidratante y suavizante impide que la piel se descame, asegurando así más duración del color dorado. El retinol estimula la renovación celular unificando la epidermis, lo que motiva un bronceado más brillante y uniforme. Así que no te olvides de la importancia de un buen aftersun en verano.


Ponerse aftersun, beber muchos líquidos o aplicar la savia de aloe vera, ayudará a calmar el dolor de las quemaduras del sol. Fotos: Getty Images


  Savia de aloe vera

El jugo que desprenden las hojas de esta planta es perfecto para cualquier quemadura y no sólo porque su textura fresca y gelatinosa alivie el dolor, sino también porque gracias a sus propiedades ayuda a regenerar la piel.

Es muy recomendable tener una planta de aloe vera en casa, porque además no exige demasiadas atenciones y sus hojas se convierten en un remedio para infinitas molestias. De todas formas, siempre puedes adquirir una pomada de aloe vera con la que notarás los mismos efectos; eso sí, compra una que tenga una alta concentración.

"Puede que notes, como dolor de cabeza, mareos, sequedad bucal, sed y hasta falta de sueño.


  Avena
Puedes utilizarla de muchas maneras: haciendo una preparación manual, en gel o en crema pero la propiedad de la avena es que te ayudará a evitar la comezón y el ardor de las quemaduras. Tras aplicarte la avena en la piel quemada notarás un efecto tranquilizador y relajante.


  Yogurt frío

Los ácidos grasos y los láctios tienen propiedades calmantes, así que son un eficaz remedio para aliviar el dolor de una quemadura por el sol. Unta una gasita de algodon con yogurt frío y aplícalo con cuidado donde se hayan producido quemaduras durante 20 minutos pues cura muy rápido la piel. A continuación, lava bien la zona con agua fría.


  Durante las 48 primeras horas bebe muchísima agua. Una quemadura en la piel va unida a una importante pérdida de líquidos en el organismo así que es fundamental beber agua o zumos para compensar esta deshidratación. Si sufres quemaduras a causa del sol, aléjate de los rayos durante al menos dos días. Cuando la quemadura es grave y hay ampollas en más del 20% del cuerpo, debes acudir al médico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine