Entrevista

´Sería arrogante por mi parte calificarme como un icono´

Rafa Nadal desvela cómo se siente sin jugar, qué quiere hacer en el futuro y cómo ve la situación de España

 14:14  

RICARD CABOT / MALLORCA

Por primera vez en los últimos seis meses no siente molestias en unas rodillas que le llevan por el camino de la amargura. Recién salido de la ducha, explica sus sensaciones, que lo que más nota a faltar es "la adrenalina de la competición" y que volver a ganar lo afronta "como un reto apasionante".

-¿Crece la incertidumbre o la esperanza?
-La esperanza. En el último mes y medio la evolución ha sido bastante buena. Estoy muy contento.

-Las previsiones siguen igual, reaparecer en Abu Dhabi y luego acudir a Australia.
-El calendario es este, pero no nos podemos engañar, llevo cinco meses sin competir ni entrenar a un nivel alto. Si puedo entrenar a un nivel alto en las semanas que quedan podré ir a Doha con la ambición de competir y de jugar, sin esperar nada del resultado.

-Y pensar en ganar en Australia es una quimera, a día de hoy.
-Es muy difícil hacer un buen resultado de entrada. Espero estar en óptimas condiciones a final de febrero o principios de marzo, bien preparado física, tenística y mentalmente.

-¿Qué ha sido lo peor de estos seis meses parado?
-Lo primero, no poder jugar Wimbledon en condiciones, y después cuando tuve que renunciar a los Juegos. Y luego, la indefinición de saber cuándo la rodilla empezaría a ir bien. Los médicos decían que no era una lesión muy complicada, pero lo cierto es que la rodilla no estaba bien. Los tres primeros meses, sin ver una evolución e ir al gimnasio sin obtener resultados, fue duro.

-¿Se llegó a desanimar?
-Soy una persona bastante positiva, y he tenido a mi equipo y a mi familia, que me han ayudado en estos momentos difíciles. He sido feliz porque he estado con los míos.

-Por primera vez en una década ha estado medio año en casa. ¿Se ha sentido extraño, ha descubierto placeres que tenía olvidados?
-Soy bastante familiar, y cuando acaba un torneo, si puedo, lo primero que hago es volver a Mallorca. Nada ha cambiado.

-¿Ha notado presión por volver al circuito?
-No, al contrario, agradecido a los patrocinadores, que han comprendido la situación y no me han puesto ninguna pega. Me han apoyado en todo momento. A lo mejor este parón permite que mi carrera se alargue un poco más.

-Son lesiones diferentes, pero a Del Potro le ha costado mucho volver a ser el que era. ¿Teme que le pueda pasar lo mismo?
-Pasará lo que tenga que pasar. Es lo bonito de la vida en general, es un reto para mí. Sé que me costará volver a conseguir todo lo que he logrado en los últimos años. Haré todo el trabajo que sea necesario, siempre pensando en positivo.

-Una lesión de este tipo debe servir para valorar cada cosa en su justo término y relativizar el hecho de ser o no el número 1.
-Ser el número 1 no es ninguna prioridad. Se es o no se es. Depende de ganar muchos partidos y que las lesiones te respeten. He estado ocho años seguidos entre los dos primeros del mundo. Lógicamente prefiero ser el 2 que el 4, pero lo que me hace feliz es tener la opción de poder ganar un torneo, salir a la pista y competir con opciones, ser competitivo, tener el control de la situación. Para mí es un reto entretenido y apasionante.

-Desde el primer momento dejó claro que su lesión no ha retirado a nadie. ¿Por qué?
-Siempre hay especulaciones. El tendón es complicado de regenerar, y necesita tiempo. Esta es la realidad.

-¿Se ha interesado por su lesión, ha consultado enciclopedias, Google?
-No, no me obsesiono por estos temas. Confío en los médicos que me han tratado.

-¿El día que renunció a los Juegos de Londres fue el peor día de su carrera?
-Ha sido el evento que peor me ha sabido renunciar en mi vida. Fue peor en 2005 cuando tuve la lesión en el pie, fue más problemática y más grave que esta. Además, la de ahora me llega con 26 años, después de haber conseguido más de lo que hubiera podido imaginar, por lo que las cosas se ven con mayor tranquilidad.

-¿Cuando le presentaron como abanderado español a los Juegos, no tenía ninguna duda de que iría?
- Después de Wimbledon ya estaba mal, pero confías en que las cosas se recuperen. No estaba convencido de que iría. Estaban informados en todo momento del riesgo que corríamos y que tenía dudas de si era adecuado acudir a la presentación. Me pidieron que fuera y yo, encantado.

-¿Cuándo empezaron las molestias en la rodilla?
- Estuve mal en Indian Wells y llegué muy mal a las semifinales de Miami, donde me retiré ante Murray. Entre Miami y Montecarlo tuve dos semanas de descanso y la superficie de tierra me fue bien porque es menos agresiva que la pista dura. Competí con molestias, pero sin limitaciones. En semifinales de Roland Garros jugué con la rodilla infiltrada, lo que es muy malo para el tendón, pero en aquel momento pensaba más en ganar mi séptimo Roland Garros que en la rodilla.

-Fue a Wimbledon consciente de que a lo mejor no tendría que haber ido.
- No.

-Quedar eliminado en segunda ronda ante el número 100 del mundo fue una sorpresa.
- No. Las dos semanas anteriores entrené sólo una hora al día, sin correr, muy mal, y jugando con la rodilla dormida. No tenía ninguna opción de pasar más rondas. Siempre piensas que puedes, pero no fue posible a pesar de que hice todo lo que estaba en mi mano.

-¿Si pudiera volver atrás, volvería a jugar en Wimbledon?
- No puedo volver atrás. Son cosas que no me puedo plantear. Si me lo dices ahora, no hubiera jugado. Es fácil analizarlo aquí, pero cuando estás allá, en caliente, habiendo ganado Roland Garros, las cosas se ven de otra manera.

-¿Qué derrota le dolió más, ante Lukas Rosol o ante Soderling en Roland Garros 2009?
- No tienen punto de comparación. Las dos tienen en común que estaba mal de la rodilla, pero en Roland Garros podía competir. En Wimbledon no. La derrota ante Rosol fue una muerte anunciada para mí.

-¿A lo que más teme ahora es a los cambios de superficie?
-Los cambios de pista siempre son agresivos y se han de intentar evitarlos. Jugaré en Acapulco para competir en tierra, ganar confianza y ritmo de juego.

-¿El calendario irá en función de cómo se encuentre?
-El calendario lo tengo hecho, lo tengo todo programado. Lo que no puedo prever es si estaré mejor o peor de mi rodilla y si ganaré más o menos partidos. No se trata de los torneos que juegues, sino de los partidos que llegas a disputar.

-Pasa igual con la Copa Davis.
-No puedo negar que la primera eliminatoria veo muy complicado jugarla, pero tampoco se sabe. En la Copa Davis vivo emociones diferentes a otros torneos y he disfrutado mucho de jugarla.

-¿Cómo se ve el tenis desde la barrera?
-He visto tenis de forma puntual, pero no en el día a día. Cuando estás en tu casa y no puedes hacer lo que te gustaría, prefieres hacer otras cosas. He visto partidos que me ha hecho ilusión ver.

-¿Las virtudes y defectos del rival se detectan mejor viendo el partido por la televisión?
-Nos conocemos todos, no hay sorpresas.

-En lo que sí hay unanimidad es que el tenis ha perdido algo de interés sin usted. Como que falta algo.
-No me toca a mí decirlo. Ha habido momentos emocionantes. Murray ha ganado su primer Grand Slam y el oro olímpico, David Ferrer su primer Masters 1.000. Y me alegro por los dos. Supongo que David me pasará en el ránking en enero, y me alegraré por él. Por encima del deportista, del rival, está la persona.

-¿Ha estado en contacto con Federer, Djokovic o Murray?
-Me han enviado mensajes de apoyo y yo les he felicitado cuando han ganado.

-¿Se puede decir que Federer es amigo suyo?
-Mis amigos los tengo en Manacor, son de toda la vida. Luego están Carlos Moyá y Marc López, entre otros. A Federer, Murray o Djokovic les considero compañeros. Desgraciadamente no tengo 300 amigos. Son los que son.

-¿En qué ha consistido un día normal en estos últimos meses?
-Horas de recuperación en el gimnasio y un poco lo que no puedo hacer cuando estoy fuera.

-Se lo ha tomado como unas semivacaciones.
-Las vacaciones lo son cuando uno quiere estar de vacaciones. Cuando tienes la cabeza en otra cosa no son vacaciones. Pero sí he pasado más tiempo en el mar.

-¿Ha echado en falta el trajín de los torneos, con todo lo que conlleva, como viajes, partidos, ruedas de prensa, compromisos publicitarios?
-Los compromisos publicitarios los he cumplido. Lo que he notado a faltar es la ausencia de competición, sentir la adrenalina de la competición. Si te digo la verdad, ahora es cuando echo en falta el circuito, porque es ahora cuando me empiezo a encontrar bien. Cuando te sientes mal, no te planteas jugar.

-Es un fijo de las redes sociales.
-Es un medio de comunicación muy importante que me permite estar en contacto con mis seguidores. Es el futuro.

-¿Se ve jugando hasta...?
-Hasta que el cuerpo y la cabeza me dé. Mi objetivo es llegar en condiciones a Brasil 2016.

-¿Cuando se retire, se imagina la vida muy diferente a la de estos últimos meses?
-Supongo que sí. Al principio me imagino que habrá un poco de calma, pero me gusta mucho el deporte en general y seguiré en él de una manera o de otra. Fundamentalmente el tenis, pero no descarto participar en otras disciplinas deportivas.

-¿La crisis ha llegado de alguna manera al tenis? ¿Sabe si cuando se enfrenta a un jugador con el ránking bajo lo está pasando mal?
-La verdad, la crisis ha llegado a todos los sectores, directa o indirectamente. El que diga lo contrario, se quiere engañar a sí mismo. Pero a nivel económico no ha afectado al circuito, que sigue creciendo. Pero no es el momento de presumir de nada. Es el momento de trabajar, de aceptar que pasamos por un mal momento e intentar tener la actitud necesaria para cambiar la situación, desde la gente de la calle hasta los que nos dirigen.

-¿En su entorno la ha notado?
-Yo soy de Mallorca, de Manacor, soy de este mundo. Tengo compañeros que lo pasan mal, y cuando ves situaciones adversas no puedes mantenerte al margen. Sufres con ellos y ayudas en lo que puedes.

-¿Ha pasado por controles antidopaje en estos meses?
- Sí. Pero no me quejo de los controles, sino de las formas. Es muy fácil quedar bien y no comentar nada del tema, pero yo no soy así. Lo digo claramente, quiero controles antidopaje, pero nos hacen pasar por situaciones muy desagradables que no comparto ni las puedo apoyar. A las seis y media de esta mañana me han hecho un control de sangre y orina. Ayer, a las seis y veinte, igual. Dos días seguidos. Esto no es lo que toca por ser deportista. Cuando llaman a tu puerta tan temprano lo que tienes es un susto de muerte por si ha pasado alguna desgracia. Además, yo vivo con mis padres.

-¿Por qué a las seis de la mañana y dos días seguidos?
- Has de estar localizado los 365 días del año, una hora al día, la que yo propongo, que son las siete. Es que no creo que sea legal, porque va contra tu privacidad y tu seguridad. Me parece incoherente e innecesario. A la tercera vez que no te encuentran te sancionan con un año, como mínimo. Cuando entran, les invito a un café. Son trabajadores y no tengo nada en contra de ellos. Yo quiero pasar controles. Sé que estoy limpio, nunca en mi vida tomaría nada. Entiendo el deporte con una filosofía, y preferiría retirarme antes que hacer trampas.

-¿Ser un icono del deporte cansa, aburre, pesa?
- Sería arrogante por mi parte calificarme de este modo. Todo lo contrario, lo que me está pasando es muy positivo, las cosas que he podido vivir no las había ni soñado y estoy agradecido a la vida por todo lo que me ha pasado.

La Opinión de Zamora en WhatsApp

Disfruta del nuevo servicio de noticias por WhatsApp de LA NUEVA ESPAQA

Disfruta del nuevo servicio de noticias por WhatsApp

Consulta cómo darte de alta en esta nueva plataforma y conocer toda la actualidad de forma cómoda e inmediata

Gente

Paula Echevarría muestra su lado más sensual

La actriz ha subido a Instagram una imagen que ha...

Alessandro Lequio y su mujer demandan a Olvido Hormigos por 120.000 euros

La exconcejala aseguró en diversos medios que había...

Tamara Gorro da a luz a su hijo Antonio

La youtuber ha anunciado la feliz noticia a través de las...

Muere la mujer más anciana de Europa a los 116 años

Ana Vela, nacida en Puente Genil, ha fallecido en la...

Pilar Rubio responde a las críticas: ´Se puede estar embarazada y ser sexy´

Te mostramos las últimas declaraciones de la presentadora...

Más noticias de Gente
Enlaces recomendados: Premios Cine