24 de abril de 2017
24.04.2017
0/0

"Reconciliare" o el simbolismo del perdón

La reina Sofía inaugura hoy en Cuéllar (Segovia) la XXII edición de la muestra de Las Edades del Hombre que incluye casi un centenar de obras de arte sacro

24.04.2017 | 00:31
El secretario de la Fundación de Las Edades del Hombre, Gonzalo Jiménez, con el cartel de "Reconciliare".

Dar continuidad al Año de la Misericordia a través del arte sacro con reflexiones sobre la realidad actual de un mundo global. Es el mensaje que quiere transmitir "Reconciliare", la XXII edición de la muestra La Edades del Hombre, que desde hoy, 24 de abril, se podrá visitar en la villa segoviana de Cuéllar hasta el 12 de noviembre. El argumento expositivo -la reconciliación y el perdón- tiene su base en el acontecimiento histórico de la aparición en 2009 de las Bulas de Isabel de Zuazo, durante la restauración de las yeserías mudéjares de la iglesia de San Esteban.

Estos documentos que la mujer de la alta sociedad cuellarana pidió que le colocaran en su pecho en su enterramiento, junto a un libro de oración, son un ejemplo de querer poner ante Dios lo que había hecho durante su vida, buscando la reconciliación. Los legajos se encontraron entre el cuerpo de Isabel de Zuazo y el sudario, en un paquete que contenía 47 bulas de indulgencia, fechadas entre 1484 y 1536.

La representación plástica de la necesidad que tiene el mundo actual de reconciliación es el acento sobre el que la Fundación Las Edades del Hombre articula esta exposición que inaugura la reina Sofía al mediodía. El título, "Reconciliare", es el infinitivo del verbo "reconcilio" en latín, lengua que ha marcado el último ciclo de la muestra.

El relato pone en paralelo la historia sagrada y una mirada a la humanidad del siglo XXI. Este mensaje comienza con la imagen del cartel, del artista Eduardo Palacios, un óleo sobre lienzo de un hombre que tiende hacia delante su mano abierta, en señal de acogida. La Fundación Las Edades del Hombre la define como una imagen fuerte en colores al tiempo que reconciliadora en formas que avanzan hacia el imaginario del interlocutor como inicio de lo que podrá ser, más tarde, un abrazo, como el expresado por Rembrandt, al interpretar la parábola del hijo pródigo que estará presente en la exposición. Tres emblemáticos templos de la villa de Cuéllar se han transformado para acoger esta edición de Las Edades del Hombre. En principio iban a ser solo dos, San Andrés y San Martín, pero ambas iglesias se encuentran en la parte alta de Cuéllar.

El itinerario de las 96 obras que se muestran comienza en la iglesia de San Andrés, un templo que se encuentra extramuros de la villa, y es anterior a 1277. La iglesia se decoró con ladrillo y su portada principal se levantó sobre otra anterior románica. Muy cerca se encuentra la segunda sede, la iglesia de San Martín, ubicada junto al castillo de los duques de Alburqueque. Se trata de un templo considerado monumento artístico nacional desde 1931 y una de las mejores muestras de la arquitectura mudéjar de la villa. La iglesia de San Esteban, también es monumento artístico nacional, cuenta con ábside mudéjar. En su interior, otra muestra de este estilo son las yeserías mudéjares donde encuentra la tumba de Isabel de Zuazo.

En el templo de San Miguel, el visitante podrá ver el preámbulo, "In Principio-Al principio", que muestra con la fuerza de las imágenes un Dios reconciliador de los humanos desde el principio de los tiempos. También acoge el capitulo I, "Heri-Antaño", que vincula la historia sagrada de Israel y la historia profana, a través de 36 obras de arte sacro.

En la iglesia de San Martín, el Capítulo II, "In Figura-Para ejemplo", se muestra la relación de Dios con el pueblo de Israel en el desierto. Tres personajes protagonizan este capítulo: Moisés, David y la Virgen María. Sin salir de esta iglesia, el Capítulo III, "Hodie-Hoy", narra a través de 24 obras cómo la reconciliación lograda por Cristo entre Dios y los hombres sigue vigente. Cierra la muestra, en San Esteban, el Capítulo IV, "Semper-Siempre".

Incluye 21 obras de arte sacro que tienen como misión explicar cómo experimenta y vive el cristiano de a pie la reconciliación con Dios, así como el papel de la Iglesia que cumple el mandato de Jesús a través del sacramento de la penitencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine