19 de abril de 2017
19.04.2017
0/0
Artículos de broma

El mundo, igual de grande

Viajar a la miseria ajena es como ir de juerga a un funeral

19.04.2017 | 00:19
El mundo, igual de grande

L as comunicaciones parecen achicar el mundo pero las incomunicaciones lo vuelven a su dimensión.

Si te pones escrupuloso, quedan cuatro sitios para ir en verano.

No voy de vacaciones a la pobreza. A la pobreza se va a trabajar, como los voluntarios de ONG. Excursionar por la miseria ajena es como ir de juerga a un funeral. ¿Cómo pueden vivir los multimillonarios en nuestras sociedades, donde tanta gente no llega a fin de mes? Ni África ni India son destinos veraniegos.

Lo mismo sirve para países en conflicto: si puedo elegir, no moriré en bermudas entre gente que se odia. Adiós Oriente Medio, Venezuela y las Coreas.

Siempre viajo con una mujer y no voy a ir con ella para no verle el pelo. Veto los países donde se vedan y velan las cabelleras femeninas o se expresa la valía de una mujer en camellos. Desde las últimas elecciones no vale Estambul.

Viajar es convertirte en forastero, que está muy bien, a veces incluso de por vida.

En el mundo que más se nos parece afloran los zotes que para sentirse muy suyos hacen a los demás muy otros.

En EE.UU. están crecidos los ciudadanos que, sin saber colocar en el mapamundi otro país que no sea el suyo, odian a los que hablan mi idioma. ¡Y van armados!

En Reino Unido paladean cerveza caliente y victoria los que creen que los españoles les quitan la chaquetilla de camarero y la bata de enfermera.

Quedaría en España pero está llena. Si este domingo empiezo a tachar Francia, menos mal que queda Portugal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine