06 de noviembre de 2017
06.11.2017

"Animales Abandonados" denuncia deficiencias en la perrera municipal

El grupo de voluntarios insta al Ayuntamiento a reparar el techo de las instalaciones, agujereado por la caída de un árbol en el mes de julio

09.11.2017 | 12:02
Imagen de la perrera, cuyo techo ha sido cubierto de forma rudimentaria con uralita.

El grupo de voluntarios "Animales Abandonados en Toro" denuncian el mal estado en el que se encuentran las instalaciones de la perrera municipal, que se encuentra junto al Punto Limpio de la ciudad. El reducido número de habitáculos, las reducidas dimensiones de la estancia, la necesidad de una gatera que dé al patio y los desperfectos en la cubierta de la estructura son algunas de las deficiencias que denuncia el voluntariado animalista de Toro.

Cada sábado y domingo los integrantes de "Animales Abandonados" acuden a la perrera municipal para cuidar y sacar a pasear los tres perros que actualmente ocupan la estancia. Son tres machos de 6 meses, uno y cuatro años respectivamente los que actualmente viven en estas instalaciones. Los voluntarios acuden a la caseta para que los perros puedan salir al aire libre y no se encuentren durante todo el fin de semana en la misma habitación donde comen, duermen y hacen sus necesidades. Esta es una de las situaciones que podrían ser solventadas con facilidad si, como piden desde el voluntariado, se abriese una abertura para que los animales pudieran salir al patio con total libertad.

Esta no es la única deficiencia que presenta la perrera local, a juicio de los voluntarios toresanos. La perrera presenta solo dos habitáculos, lo que supone problemas a la hora de albergar más de dos animales a la vez, especialmente cuando se dan casos de perras que se encuentran en celo o cachorros. Igualmente, las dimensiones de la edificación son bastante reducidas, por lo que los animales no solo no pueden salir al exterior, sino que además disponen de muy poco espacio para poder vivir con normalidad.

Aunque la carencia más grande se encuentra en el tejado del edificio, que presenta un agujero de dimensiones considerables desde que un árbol se precipitara sobre el mismo a consecuencia de las lluvias torrenciales de principios de julio. Desde entonces el Ayuntamiento, tal y como señalan desde "Animales Abandonados", no ha procedido a la reparación de la cubierta y han tenido que ser dos voluntarias de la agrupación las que hayan "parcheado" el desperfecto con una estructura de uralita provisional.

Desde el voluntariado local consideran que todos estos arreglos no supondrían ningún dispendio para las arcas municipales y que la administración podría mejorar de forma sustancial la "vida diaria de los perros" con tan solo "un poco más de interés. Algunos voluntarios señalan que "el Ayuntamiento cumple con lo mínimo establecido y ya está" y citan la ordenanza municipal sobre animales de compañía como ejemplo de la desidia mostrada por el Ayuntamiento en el asunto de marras.

A decir verdad, la ordenanza municipal cuenta ya con varios años y a simple vista parece bastante desfasada. Las cantidades sobre seguros de razas "potencialmente agresivas" o las multas por infringir la norma se encuentran tipificadas en pesetas. Asimismo, el voluntariado destaca el artículo 27 de la misma, en el que se refleja que el Ayuntamiento deberá proceder a la captura y recogida de animales abandonados o vagabundos para su traslado al centro de recogida (la perrera). Desde el voluntariado consideran que el Consistorio no está cumpliendo a rajatabla con esta normal, ya que llevan alimentando y difundiendo la imagen de un mastín abandonado desde hace más de medio año.

Cero Sacrificios

No todo son quejas por parte de "Animales Abandonados". Los voluntarios también agradecen a la administración su política de cero sacrificios, aunque la ordenanza sí disponga de esa posibilidad. Desde la agrupación también desean poner en valor a la trabajadora del Punto Limpio, encargada del acondicionamiento de la perrera local, y que se encarga de pasear a los perros sin ser esta una de sus responsabilidades remuneradas.

"Animales Abandonados" son un grupo de voluntarios de Toro que velan por los intereses de los animales domésticos sin hogar en la ciudad de Doña Elvira. Sus responsabilidades profesionales y familiares les impiden conformar una asociación protectora, lo que les permitiría una mayor maniobrabilidad en cuestiones institucionales como firmar un convenio con la corporación municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine