15 de septiembre de 2017
15.09.2017
0/15

Viticultores de la DO deciden vender fuera sus uvas ante el "silencio" sobre el precio

Cierran acuerdos con compradores de Galicia, Burgos o la Rioja ante la postura de algunas bodegas que recepcionan el fruto sin concretar cuánto van a pagar

18.09.2017 | 00:15
Un trabajador coloca las cajas de uva recibidas en una bodega de la Denominación de Origen.

¿A cuánto se pagará este año la uva?. Esta es "la pregunta del millón" que, en estos días, se plantean viticultores de la Denominación de Origen Toro que, inmersos en plena campaña de vendimia, desconocen cuánto dinero percibirán por sus uvas ante el "silencio" de algunas bodegas que, a pesar de haber iniciado ya la recepción de fruto en sus lagares, no han concretado la cantidad que van a abonar a los productores. Esta situación ha generado malestar entre viticultores de la zona que han cuestionado la actitud de algunas industrias que, al parecer, están esperando a conocer los precios que fijará una de las bodegas de mayor capacidad de la Denominación de Origen Toro para establecer cantidades iguales o similares. La merma de cosecha prevista para este año hacía presuponer al inicio de la vendimia que los menores rendimientos podrían marcar una tendencia al alza de los precios.

Sin embargo, la incertidumbre crece entre los viticultores a medida que avanza la campaña ya que, como remarcaron, bodegas de la zona no han mostrado interés por adquirir uva para esta campaña al contar con viñedos propios, mientras que otras están recepcionando uva sin comunicar previamente a los viticultores cuánto dinero cobrarán por cada kilo de fruto entregado. Ante esta situación, viticultores de la zona han optado por vender el fruto de sus viñedos fuera de Toro a compradores que se han trasladado a la zona en busca de un producto de calidad. En concreto, en los últimos días, han salido de la Denominación de Origen partidas de uva a zonas como Extremadura, Burgos o La Rioja, por las que los compradores han pagado hasta 70 céntimos de euro, mientras que intermediarios gallegos han abonado 50 céntimos. Estos precios son "razonables" para los viticultores que, en un año de menor cosecha, esperaban percibir entre 60 y 70 céntimos por el kilo de uvas de viñedos jóvenes y, al menos un euro, por las procedentes de cepas más antiguas. Por último, destacaron que uno de los problemas de Toro es el excedente de fruto, ya que la cosecha de uva supera a las ventas anuales de vino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine