01 de septiembre de 2017
01.09.2017
15/16

Navarro Talegón afirma que Toro sufrió un "expolio injustificado" con Monte la Reina

El historiador repasa en una charla los orígenes del espacio, desde la cesión realizada por la reina María de Molina hasta su compra por parte de Defensa

03.09.2017 | 03:55
Navarro Talegón se dirige al público que abarrotó el salón de plenos para seguir su charla.

El historiador José Navarro Talegón clausuró ayer las conferencias sobre Monte la Reina con una exposición sobre los hechos históricos que vinculan a Toro con el paraje natural y que derivaron en un "expolio injustificado" que han privado a la ciudad de unos terrenos que ahora pretende recuperar. La reina María de Molina, a quien en 1283 su esposo Don Sancho le concedió el señorío de la Villa de Toro, donó los pastos del denominado monte de "Noviellas" al concejo de Toro y su alfoz, lo que derivó en que los toresanos suplantaran el citado nombre por el de la Reina. No obstante, la leña y la caza del mismo paraje pertenecieron, hasta 1403 al monasterio de Santa María la Real de las Huelgas, fundado en Valladolid por la reina. Por las dificultades económicas que atravesaba, el monasterio decidió desprenderse de la finca y solo el concejo de Toro mostró interés por adquirirlo para evitar la pérdida del aprovechamiento de los pastos, venta que se produjo en el año 1404.

En 1856, aunque el Ayuntamiento intentó que el monte fuera excluido de los bienes nacionalizados por la Desamortización de Madoz, en una subasta posterior, fue adquirido por el Conde de Villapadierna y permaneció en poder de sus descendientes hasta comienzos de 1960 cuando fue adquirido por Autocampo que, en esa misma década, vendió dos parcelas a particulares y una tercera al Ministerio de Defensa, que la conserva desde entonces. En su alocución, también se refirió al campamento, situado en la dehesa de Busianos, y que perteneció a la familia de los Vivero, ascendientes de los marqueses de Valparaíso, hasta que Carmen Bermuy y Osorio de Moscoso, transfirió la propiedad de la finca y de otros bienes en Toro a su ahijado, Antonio de Paula Miguélez. Una deficiente administración de la Fundación Valparaíso propició que pasara a manos de la Junta Provincial de Beneficencia que decidió enajenar la finca, venta que se consumó en 1950, en una subasta en la que fue adjudicada a la Fundación San José. Posteriormente, el campamento pasó a ser propiedad de Defensa, aunque se desconoce con certeza cómo se desarrolló el proceso. Para Navarro Talegón, este relato histórico evidencia que "Toro tiene derechos" sobre Monte la Reina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine