07 de julio de 2017
07.07.2017
12/15

Fallece un hombre al precipitarse desde el tejado de una "panera" que iba a reformar

Las primeras hipótesis apuntan a que cedió una claraboya de la cubierta en la que se encontraba el varón que, por la caída, pudo golpearse la cabeza

09.07.2017 | 02:45
Vecinos pasean delante del andamio instalado en la panera en la que tuvo lugar el siniestro.

Un hombre de 60 años de edad perdió ayer la vida tras precipitarse desde una altura aproximada de cinco metros, cuando se encontraba en una "panera" de su propiedad en la que tenía previsto llevar a cabo labores de retejo en la cubierta. Fuentes consultadas por este diario confirmaron que el trágico suceso tuvo lugar sobre las 8.30 horas de la mañana cuando el varón, J. M. G. sufrió una caída desde el tejado de la "panera" ubicada en el número 10 de la calle Bocarón de Toro, edificio que, según relataron algunos vecinos, había adquirido hace poco tiempo y que tenía previsto reformar. El finado, albañil de profesión, pudo precipitarse al vacío, según las primeras hipótesis, al ceder una claraboya de la cubierta a la que se había encaramado desde un andamio para iniciar los trabajos de retejado.

Como consecuencia de la caída, que se produjo desde una altura aproximada de cinco metros, el varón, según fuentes consultadas, se golpeó la cabeza por lo que, de inmediato, se requirió la presencia en la calle Bocarón de efectivos sanitarios, aunque hasta el lugar del suceso también se trasladaron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local. Tras comprobar la gravedad de su estado, se decidió la rápida evacuación del hombre en una UVI móvil hasta el Hospital Virgen de la Concha de la capital donde, poco tiempo después, falleció. Al parecer, el finado había adquirido hace poco tiempo la "panera" y su ilusión era poder reformarla. Por este motivo, había solicitado el preceptivo permiso municipal para la instalación de un andamio en la vía pública, desde el que poder acceder a la cubierta que pretendía retejar. El finado era albañil de profesión estaba casado y tenía dos hijos.

La trágica muerte de J. M. G. ha causado una gran conmoción en Toro y, en la tarde de ayer, familiares y amigos se trasladaron a la capilla ardiente, situada en el tanatorio Santa Marina, para darle el último adiós y arropar a sus seres queridos. La misa de funeral se celebrará hoy, a las 12.00 horas, en la iglesia de Santo Tomás y, acto seguido, se procederá a la conducción de su cadáver al cementerio de Toro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine