19 de marzo de 2017
19.03.2017
0/13
Pedro Antonio Casquero | Ingeniero agrónomo

"El hongo trichoderma combate a los microorganismos que causan la yesca"

"Las vides no son una planta más propensa que otros árboles o maderas a las enfermedades, pero su valor hace que nos preocupemos más"

23.03.2017 | 00:31
"El hongo trichoderma combate a los microorganismos que causan la yesca"

La enfermedad de la yesca tiene a todo el mundo del vino preocupado. Es una enfermedad que afecta a todas las variedades y cuyo diagnóstico suele ser demasiado tardío como para revocar el daño. No obstante, en la Universidad de León se ha desarrollado un método de control biológico para controlar esta epidemia que afecta a 1.600 hectáreas solo en Castilla y León. Para ello hablamos con Pedro Antonio Casquero coordinador del proyecto e ingeniero agrónomo:

-El problema de la yesca se está mostrando como uno de los más preocupantes entre los viticultores. ¿Qué es exactamente?

-El problema es de una gravedad importante, porque la enfermedad la producen un conjunto de hongos muy diversos que afectan a la vid desde el interior, atacando la madera. Un símil humano sería una enfermedad en la sangre, se extendería con mucha facilidad la enfermedad por el organismo. Son muchas enfermedades en una, ya que los hongos patógenos son muy diferentes de unos lugares a otros y de unas variedades a otras. Otra de las dificultades que presenta es que al ser una afección en el interior de la vid, cuando se empiezan a notar los síntomas ya suele estar extendido por toda la planta. A esto hay que añadirle la presencia de un insecto en los últimos años que agrava esta situación.

-¿Qué insecto es y cómo ayuda a la yesca?

-Se llama Xylotrechus agrícola, es un barreno, una especie de avispilla que deposita los huevos en el interior de las cepas de las vides. Las larvas eclosionan y viven dos años dentro de la planta taladrando la madera. Este trabajo de desgaste facilita la presencia de hongos perniciosos que causan la yesca. Esta plaga solo afectaba a bosques de rivera, pero creemos que a causa de cambio climático han buscado un nuevo refugio en las plantas de la uva.

-Qué consecuencias conlleva la presencia de estos hongos patógenos

-Las hojas son los principales indicadores de la enfermedad. Crecen menos de la cuenta y el rendimiento de la planta cae en picado. Es interesante como en cultivos ecológicos, según nuestras observaciones, la yesca era superada por algunas vides, que aunque no regresaban al rendimiento de una vid no afectada por la enfermedad conseguían salir adelante. Fue en esas plantas donde buscamos los microorganismos que ayudaban a luchar contra la yesca. Fue entonces cuando encontramos un hongo conocido como Trichoderma que combatía a los hongos "malos". La buena noticia es que lo hemos encontrado en muchas cepas diversas y al instaurarlo donde estaban afectando los hongos patógenos han conseguido detenerlos.

-¿De dónde salen esos hongos "buenos"?

-La teoría es que durante muchos años ese microorganismo positivo ha coevolucionado con los perniciosos, creando cepas resistentes. Pero no hablamos de la panacea, no hay un hongo curalotodo, sino que depende del ambiente y la variedad y hay que ir encontrando en cada tipo de cultivo el que puede mantener a raya a la yesca.

-¿Por qué las viñas son una planta tan propensa a las enfermedades?

-No es que sea más propensa que otros árboles o maderas, sino que como estamos más pendientes de los viñedos, por los réditos económicos que otorgan, somos más quisquillosos con las enfermedades que presentan. La plaga del Xylotrechus agrícola existe desde hace tiempo y nadie le prestó atención hasta que llegó a las vides y se llevaron las manos a la cabeza. Esto se debe a que una hectárea de vid supera en mucho el valor de una hectárea de chopos, pero no es que la madera de la planta de la uva sea más endeble que otros organismos vegetales de nuestra naturaleza.

-¿Qué otras enfermedades afectan a las vides?

El abanico es muy amplio. El problema es que las dificultades en la madera se desarrollan en el interior de la planta, a diferencia de otras enfermedades que se desarrollan en el exterior. Cuando hay un mal en una hoja esta es mucho más fácil de detectar y erradicar. La complicación viene del diagnóstico de los síntomas y la extensión de la enfermedad cuando atacan al interior del vegetal.

-¿Hay algún tipo de método rudimentario alejado del uso de hongos que sirva para prevenir enfermedades en los cultivos?

-Hay medidas profilácticas en vivero, intentar cuando llevamos una planta al campo es que estén libres de hongos y patógenos. El problema es que una enfermedad de estas se establece es muy difícil con métodos químicos de erradicar y más en el caso de cepas viejas, habituales en el campo. El reto es utilizar hongos, pero que no solo actúe en el lugar específico donde lo hemos aplicado, sino que sea capaz de moverse a los lugares donde aparezcan esas enfermedades en la planta. Y pueda sobrevivir de un año al siguiente. El reto son esas dos premisas, inocular el hongo en la planta y que sea capaz de moverse libremente. De momento, las primeras pruebas señalan un gran éxito, ya que se cumplen ambos indicadores.

-¿Cuánta responsabilidad tiene el uso excesivo de productos fitosanitarios en la aparición de algunas de estas enfermedades?

-Como siempre, todo depende de la presión de fungicidas e insecticidas utilizados. Si se usan en demasía se puede eliminar elementos negativos, pero también positivos. Por ejemplo, al usar un insecticida excesivamente eliminarás los insectos más virulentos de la planta, pero también otra fauna auxiliar que quizás erradicaba a esos depredadores perjudiciales. Lo mismo con los microorganismos. No obstante, los productos químicos más perjudiciales ya han sido retirados en su mayoría por las autoridades de la Unión Europea al ver que estaban afectando sobre la salud humana.

-¿Se hace un uso excesivo de insecticidas y fungicidas en España habitualmente?

-Bueno, es complicado hablar de forma generalista. La restricción de algunos productos fitosanitarios indica que hemos hecho un mal uso en algunos casos. Hay todo tipo de agricultores, aquellos cuya filosofía de producción es de máximo respeto a sus parcelas y otros, en cambio, cuando aparece un problema pretenden atajarlo de raíz y se exceden en el uso de productos químicos.

-La plaga de la filoxera fue muy importante en España a finales del siglo XIX y principios del XX. Muchas veces vemos en los vinos la descripción de que ese vino viene de cepas prefiloxéricas. ¿Todavía hay cepas tan antiguas?

-Así es, pero no es lo habitual. En la provincia de Zamora hay lugares como Toro o la Tierra del vino donde todavía perviven estas cepas. La vid es capaz de aguantar muchísimo. Que todavía existan se debe en gran medida al tipo de terreno, que permitió a la planta aguantar y evitar el cambio de patrón.

-¿Con qué se refiere al cambio de patrón?

-Es la principal diferencia entre cepas prefiloxéricas y las posteriores. Es la raíz, que pertenece a la misma variedad de vid que había en Europa antes de la llegada de este insecto. Como es una enfermedad de origen americano, para luchar contra ella se trajeron patrones del nuevo continente que eran resistentes a la plaga. El cultivo se hacía en dos partes, primero la raíz americana y luego las variedades europeas.

-¿Qué otros proyectos están desarrollando en la universidad de León relacionados con la agricultura?

-Tenemos un proyecto más antiguo que el de los hongos buenos en las vides. Hablo de un control de hongos en el cultivo de la judía. Constatamos que había cepas que eran capaces de controlar a microorganismos vasculares de esta legumbre. Como primicia puedo decir que no solo hemos conseguido que el hongo bueno controle a los malos, sino que al inocularlo la planta activa los genes de defensa. ¿Qué quiere decir esto? Que al interpretar el trichoderma como un elemento perjudicial, aunque no le hace mal alguno, está en alerta ante los organismos que si suponen una enfermedad para la judía. Nuestra idea es reproducir esto en la planta de la uva, pero es más complicado, ya que la alubia en 40 días obtienes un cultivo y nos permite desarrollar muchas más generaciones y obtener muchos más resultados que aportan información crucial para lograr el objetivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local

Producto de "excelente" calidad

Producto de "excelente" calidad

Un comité de expertos concede la máxima calificación a la añada 2016 de la Denominación de Origen...

La Junta ha financiado obras en mercados de abastos de todas las capitales salvo Zamora

La Junta ha financiado obras en mercados de abastos de todas las capitales salvo Zamora

El ente regional, a quien el Ayuntamiento pedirá dinero, ha destinado ocho millones de euros desde...

Nuevos antibióticos tratan de vencer las resistencias a los fármacos tradicionales

Nuevos antibióticos tratan de vencer las resistencias a los fármacos tradicionales

Ciento cuarenta especialistas en Medicina Interna se reúnen en Zamora para actualizar...

Un suplemento histórico

Un suplemento histórico

Los lectores tributan una gran acogida al número extra dominical de LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA

Punto y final alrededor de la buena mesa

Punto y final alrededor de la buena mesa

Una eucaristía al aire libre y la tradicional paellada vecinal despiden las fiestas del barrio de...

El Valladolid comunero, protagonista de la última obra de Luis Torrecilla

El Valladolid comunero, protagonista de la última obra de Luis Torrecilla

El novelista zamorano se inspira en la figura de la beata Francisca Hernández, personaje...

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine