Ciencia al servicio de la música

El profesor toresano David Muñoz colabora con una empresa asturiana en un proyecto de investigación basado en la impresión en 3D de boquillas para instrumentos

21.02.2016 | 14:26
David Muñoz muestra los prototipos de boquilla obtenidos a partir de la impresión 3D.

Su inquietud por la ciencia y su pasión por la música han permitido al músico toresano y profesor del Conservatorio de Música de Gijón, David Muñoz, participar en un novedoso proyecto, basado en la impresión en 3D de boquillas para instrumentos. Desde hace tiempo, Muñoz tenía interés en conocer en profundidad este proceso de impresión, consciente de que "son evidentes las grandes aplicaciones" que la tecnología puede tener en campos como la música o la enseñanza. La oportunidad de acercarse a la impresión 3D se presentó el pasado año y, sin dudarlo, con una de las boquillas de utiliza para tocar la tuba guardada en su mochila, asistió a un taller impartido por la empresa Triditive, organizado en el marco del TEDxGijón, un evento en el que algunos de los pensadores y emprendedores más importantes del mundo muestran sus avances en diferentes ámbitos como la tecnología, el entretenimiento o el diseño.

En este taller, Muñoz planteó a los responsables de la empresa Triditive si era imposible imprimir una boquilla para instrumentos musicales. Pocos meses después, la firma asturiana, que trabaja en colaboración con el grupo de investigación Ideas CAD de la Universidad de Oviedo, se puso en contacto con Muñoz para pasar de la teoría a la práctica y desarrollar los primeros prototipos de boquilla hasta obtener un resultado sorprendente. En cuanto al proceso de fabricación, el músico toresano explicó que, en primer lugar, es necesario crear un diseño 3D en el ordenador, diseño que se divide en capas muy finas (bits) que, posteriormente, se imprimen, una sobre otra, con el material seleccionado. Este proceso permite obtener, a partir de la generación de geometrías complejas, productos personalizados, en este caso, boquillas para instrumentos musicales como la tuba.

Durante este proceso, la empresa realizó varios diseños en 3D paramétricos mediante ingeniería inversa y, como matizó el músico toresano, una de las ventajas de este tipo de diseño es que se pueden cambiar fácilmente las medidas para adaptar el resultado a cada persona. Para la impresión de las boquillas, el material elegido es un polímero biodegradable que procede del almidón de maíz mientras que la estructura interna tiene forma de panel de abeja, lo que reduce el peso pero, a la vez, aumenta la rigidez. El modelo de partida, como explicó Muñoz, fue una boquilla Helleberg a la que se fueron aplicando distintos cambios como el granillo, la anchura interna del aro o la inclinación de las paredes de la copa. Sin duda, una de las principales ventajas de la nueva boquilla, creada a partir de su impresión 3D, es que, además de tener un menor precio, puede adaptarse a las características y necesidades de cada músico. En este punto, destacó que, en la actualidad, en el mercado existen diferentes tipos de boquilla que tienen unas medidas estándar por lo que es el músico el que tiene que adaptarse a ellas a la hora de tocar el instrumento. El proyecto en el que ha colaborado Muñoz permite introducir cambios en las medidas y crear boquillas personalizadas que se adaptan a la perfección a las necesidades de cada músico y al tamaño de su boca.

En cuanto a la sonoridad, Muñoz reconoció que apenas pueden percibirse las diferencias entre las boquillas creadas en 3D y las convencionales, porque en el sonido no influye el material sino la forma. Tras esta primera experiencia, el músico toresano seguirá colaborando en nuevos proyectos con la empresa Triditive porque, a su juicio, la aplicación de la impresión 3D a la música es casi infinita.

Entre otras, destacó la creación de boquillas de iniciación para los nuevos alumnos porque son resistentes y ligeras o de boquillas para tocar en condiciones meteorológicas adversas, la creación de piezas de repuesto o instrumentos completos. Además destacó que la nueva técnica permitirá imprimir en distintos materiales como plástico, madera o metal. Por último, mostró su satisfacción por haber colaborado en el proyecto y porque los nuevos modelos realizados "abren un mundo de posibilidades para encontrar nuevas aplicaciones de la impresión 3D en la música".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine