El hundimiento de un solar en Candeleros obliga a derribar parte de una fachada

Una fuga podría ser la causa del desplome y los bomberos dedican horas a achicar agua de la bodega

 01:39  
Los operarios trabajan en el arreglo de la calle Candeleros tras la inundación de la bodega y el hundimiento del solar.
Los operarios trabajan en el arreglo de la calle Candeleros tras la inundación de la bodega y el hundimiento del solar.   Foto M. J. C.
 MULTIMEDIA

M. J. C.
Una fuga de agua parecer ser la causa del hundimiento de un solar en la calle Candeleros y de la anegación de una bodega subterránea, situación que ha obligado al Ayuntamiento a derribar parte de los muros del edificio afectado, del que tan sólo se conservaba la fachada. La concejala de Obras y Urbanismo, Belén Sevillano, confirmó ayer que el pasado jueves un constructor toresano, que se encontraba en el solar instalando una estructura para sujetar la fachada, se percató del hundimiento de la zona central del solar y de la inundación de la bodega subterránea.

Antes de que el constructor alertara a la concejalía de Obras sobre el hundimiento del solar, vecinos del edificio situado enfrente habían contactado con la empresa concesionaria del servicio de agua por un corte en el suministro y los responsables de Acciona les comunicaron que no se trataba de una avería en la red general. Una vez analizada la situación, las autoridades locales, aconsejadas por técnicos municipales y por el arquitecto toresano Claudio Pedrero, decidieron derribar parte de la fachada del inmueble para evitar que si se desplomaba pudiera ocasionar daños en los edificios situados enfrente.

En este punto, Sevillano reconoció que «Patrimonio no dejaba derribarla» y que incluso los propietarios del inmueble habían presentado un proyecto de derribo de la fachada que fue rechazado porque Patrimonio les obligaba a mantener la estructura. Tras notificar a Patrimonio que la bodega estaba inundada y que en la zona del solar hundida estaban apareciendo importantes grietas, en la tarde del pasado jueves, el Ayuntamiento procedió a derribar parte de la fachada y los bomberos de Toro trabajaron durante varias horas para achicar el agua acumulada en la bodega.

Los técnicos municipales han llevado a cabo en las últimas horas tareas de vigilancia en la zona para comprobar si el agua sigue anegando la bodega. También los operarios de la empresa Acciona intentarán localizar el origen exacto de la avería que pudo provocar la fuga de agua y el consiguiente hundimiento del solar y de la inundación de la bodega del edificio situado en el número 10-12 de la calle Candeleros que, durante las últimas horas, ha permanecido cortada al tráfico.

Enlaces recomendados: Premios Cine