La previsión de agua en los tres embalses no mejora respecto al año pasado

 

El vaticinio de los «años difíciles» lanzado durante la Asamblea por el presidente Antonio Roldán viene dado, en gran parte, por la mala situación que atraviesan los embalses de los que se nutren los regantes del canal San José. Requejada, Cervera y Aguilar pasan por su peor momento y están desde hace tiempo muy por debajo de su capacidad. «El año pasado ya fue malo, pero para el siguiente la situación parece que no va a mejorar», explicó Roldán.


Y es que los datos aportados en la Junta General, en realidad, no son nada halagüeños. De los 65 hectómetros cúbicos que puede almacenar el palentino embalse de Requejada, actualmente cuenta únicamente con 7,4. Caso parecido al de Cervera, que contiene 3 hectómetros cúbicos de los 11 que puede albergar. Sin embargo, el caso más grave y más flagrante es el del embalse de Aguilar, un complejo con capacidad para 247 hectómetros cúbicos y que actualmente contiene únicamente 28.


«Este es un problema que nos preocupa, porque el balance que hay entre entradas y salidas no se recupera», analizó Roldán a la Asamblea. Actualmente, de estas aguas se aprovechan más de mil regantes de este canal que trabajan para alrededor de 4.200 hectáreas.


Con todos estos problemas, cabe destacar que el canal San José ha conseguido cerrar la campaña de riego y el año sin incidentes entre los regantes por la situación de poco abastecimiento que se ha sufrido. Solo un miembro de la comunidad presentó queja en los ruegos y preguntas por no habérsele sido respetado el turno de riego.

Enlaces recomendados: Premios Cine