Accidente laboral

Muere el minero atrapado en el derrumbe de Asturias

El hundimiento de un tramo de la mina de Cerredo provocó que el trabajador quedase aislado dentro

16.07.2015 | 08:53
Los servicios de emergencia, en el lugar del suceso.

Los servicios de rescate han encontrado a primera hora de esta mañana el cuerpo sin vida del trabajador de la mina de Cerredo (Degaña), que quedó ayer a mediodía atrapado por un derrabe registrado en el interior del pozo.Se trata del camionero Roberto Calviño, vecino de Villablino.

El operario se encontraba trabajando junto a un compañero que se encargaba de una pala cargadora, Javier Lago, de Tormaleo. Éste logró alejarse del derrumbe con la ayuda de sus compañeros. "Salió por un agujero por encima del desprendimiento", señaló un trabajador a este diario. Durante la tarde, Lago compartió lo sucedido con quienes esperaban un feliz desenlace del grave accidente.

Sin descanso, durante toda la tarde-noche, los camiones y palas se concentraron en retirar las toneladas de rocas y carbón que cayeron en el interior de la mina justo en uno de los cruces de una de las capas, a unos dos kilómetros de la entrada del túnel principal de la mina.

La explotación es propiedad de la empresa Astur Leonesa, del empresario Rodolfo Cachero, desde diciembre de 2014. La compañía emitió a las pocas horas de conocerse el suceso un comunicado en el que califican el accidente de "totalmente fortuito". Según el presidente del comité de empresa, Luis María Fernández, la zona en la que se produjo el accidente es comparable "a un túnel como el que se puede encontrar en la autopista". Fernández no se explica el accidente, ya que aseguró que "es una zona de las más seguras porque esta reforzada". Con resignación, añadió que "son cosas que pasan; aunque tengas todas las medidas de seguridad, son accidentes que siguen pasando".

Esta visión del presidente del comité de empresa fue compartida por el representante de SOMA-UGT Moisés Díaz, que aseguró que era un accidente que no se podía esperar. "Se trata de una zona tranquila, un lugar reforzado por el personal, así que no se puede decir que el accidente se haya producido por falta de seguridad", recalcó.

Basilio Fernández, trabajador de la mina, también ve inexplicable el accidente en una zona "reforzada en varias ocasiones". El mismo parecer que el encargado Toño Álvarez, que aseguró que "donde ocurrió el accidente es donde mejor estaba la mina, es una coincidencia que no tiene explicación", recalcó. Álvarez afirmó que se trata de un lugar "perfecto, donde no había riesgo y, sobre todo, no había falta de mantenimiento". Las labores de rescate se alargaron más de lo que se preveía en un principio, ya que el acceso "está más complicado de lo que se creía", explicó Luis María Fernández, que comentó que después del derrumbe "la bóveda continuaba bajando y había mucho trabajo de desescombro". Además, a causa del desplome se desprendieron varios cuadros metálicos que cubrían el techo del túnel y que los operarios tuvieron que proceder a cortar, lo que ralentizó aún más las labores de rescate.

Se da la circunstancia de que el trabajador fallecido iba a coger sus vacaciones este viernes. Además, pertenecía al grupo de los 94 operarios del cielo abierto que con la liquidación de Coto Minero Cantábrico sufrieron un expediente de regulación de empleo y que consiguieron ser readmitidos en la empresa como trabajadores de interior en julio del año pasado. Un duro golpe para la familia de la víctima, que en 2003, también en el mes de julio, perdía a un hermano de Roberto Calviño un accidente laboral en la mina de Lumajo del grupo Villablino-Este. En su caso, se encontraba realizando labores de posteo en uno de los talleres de la mina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine