13 de abril de 2017
13.04.2017
0/11

El fruto de la paciencia

Dacio Crespo Rubio, Manuel de la Iglesia y su hijo Israel de la Iglesia Vergara acompañan por primera vez al Cristo del Amparo tras aguardar 30 años en la lista de espera

13.04.2017 | 03:34
Desde la izquierda Dacio Crespo, Manuel de la Iglesia e Israel de la Iglesia Vergara.

"Es noche muy especial porque por fin voy a poder acompañar al Cristo del Amparo durante la procesión", remarca Manuel de la Iglesia, uno de los tres nuevos hermanos de las Capas que debutan esta noche tras tres décadas aguardando ese momento.

Este cofrade verá el desfile desde otro punto de vista. "Pertenezco al coro de las Capas y estos años cuando iba a cantar el Miserere Castellano, pensaba que algún me tocará a mí también salir de los primeros hermanos para incorporarme al coro y esperar a que llegue el Cristo", comenta este hombre que con 6 años salió por primera vez en la Vera Cruz y que con 62, lo hará con la capa.

Manuel de la Iglesia solicitó pertenecer a las Capas una vez que dejó de trabajar en talleres en El Correo de Zamora. "Mi trabajo era de noche y era incompatible con las procesiones por lo que una vez que comencé a desempeñar otra función apunté a mi hijo y a mí", menciona. Y es que este padre tiene la suerte compartir con su vástago el acceder a la penitencial. "Pese a estar inscritos el mismo día hemos tenido suerte de acceder al mismo tiempo porque en la hermandad la lista de espera avanza en función de las bajas y de los fallecimientos", comenta De la Iglesia quien ha seguido la evolución de sus nombres en la reserva.

La gran noticia la recibieron en Navidades. "Un día fueron a casa el presidente, Antonio Martín, y el secretario, Luis Pablos, para llevarnos la carta para informarnos de que si queríamos accedíamos... fue el mejor regalo de Navidad que pudimos tener porque era algo muy añorado y esperado", comenta con vehemencia el patriarca mientras que su hijo Israel de la Iglesia trae a la memoria: "Mi padre me dijo en casa de mi abuela que me había apuntado a una cofradías más y cuando me dijo cuál era recuerdo que, a mis 11 años, me impresionaba e incluso me comentó que quizá él no podría ver mi entrada porque avanza muy poco cada año".

De la Iglesia Vergara comenta que cuando cumplió 18 años, pasó de lista de niños a la de adultos. "Estábamos muy seguidos y con la actualización que han llevado a cabo en los últimos años él iba un número por delante de mí hasta que hemos podido entrar a la vez", comenta este hombre que es hermano de Vía Crucis, Vera Cruz, Silencio o La Mañana, siguiendo la estela abierta por su padre a quien él le puso la capa en el rito de entrada. "Este Miércoles Santo la estrenaremos en un desfile", sentencia Israel de la Iglesia que como su padre es hermano del coro.

"Es un orgulloso por fin procesionar tal y como lo hacía mi padre que fue uno de los fundadores", subraya Dacio Crespo Rubio quien también ha aguardado tres décadas hasta procesionar en la Hermandad de Penitencia. Ese hombre, que la palabra semanasantero define a la perfección puesto que sale en todas las cofradías salvo en Tercera Caída y en Esperanza, atestigua que en su momento tomó la decisión de formar parte de Las Capas, "por continuar con la tradición iniciada por mi padre y por fe, un componente también muy importante", remarca el cargador de Luz y Vida y jefe de paso de El Retorno.

Durante estos años ha presenciado en muchas ocasiones el desfile "con gran orgullo porque uno de mis hermanos ocupó el lugar de mi padre y el hecho de que él saliera me llenaba de orgullo y también porque sabía que algún año también yo le acompañaría".

A horas de la salida de la procesión comenta que "es un orgullo salir acompañando al Cristo porque es como estudiar una carrera y por fin concluirla", menciona al tiempo que detalla que la capa que portará "será la de llevaba mi padre".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine