07 de abril de 2017
07.04.2017
0/11
ACTUALIDAD DE LA SEMANA SANTA

Semana Santa en Toro: Símbolos de la Pasión

La celebración ha conseguido preservar a lo largo de los siglos actos singulares como la "Bendición de los Conqueros", el canto de las "Cinco llagas" o la "Vela a la Soledad"

09.04.2017 | 04:32
Los conqueros reciben las concas en la Bendición M. J. C.

La Semana Santa de Toro sorprende a quien no la conoce. Hace una década, obtuvo la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, reconocimiento basado en singularidades que, a lo largo de los siglos, ha conseguido preservar. Tras una procesión austera en la noche del Lunes Santo, en la que el Cristo del Amparo recorre las calles de la ciudad, siguiendo el compás del bombardino y la matraca, se celebra la lectura del "Manifiesto" en la plaza de la Trinidad. Una de las tradiciones que perdura es el acto de "Vestir Santos" que se celebra en la tarde del Miércoles Santo y en el que la Junta Rectora de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla se encarga de preparar los pasos y de dejarlos adornados para procesionar. Una vez concluido este acto, los abades en ejercicio obsequian a los conocidos como "abades viejos" con una merienda, a base de bacalao, aceitunas negras y escabeche, que se celebra en la iglesia de Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina. El canto y el rezo de las "Cinco llagas" y la adoración del Jesús Yacente en La Colegiata, tras el Vía Crucis Penitencial que se celebra en la noche del Miércoles Santo, es uno de los actos más esperados por los toresanos. En esta ceremonia, se rezan las cinco llagas de Cristo, las de las manos, pies y costado. Sin duda uno de los actos más singulares y reconocidos es la "Bendición de los Conqueros", también conocidos como "Cagalentejas", que se celebra a las doce del mediodía del Jueves Santo en el atrio de la iglesia de Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina. Cuatro hermanos de la cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla juran guardar silencio ante los abades en ejercicio, silencio que se prolonga hasta el Viernes Santo. Su misión no es otra que la de pedir limosna y recaudar dinero para afrontar los gastos de la hermandad. En la madrugada del Viernes Santo, se celebra el "Sermón del mandato" y, a continuación, tiene lugar la salida de la procesión de Jesús Nazareno, una de las más largas de España. El Viernes Santo por la noche, Toro revivirá este año el "Sermón del Desenclavo" que ha recuperado la Asociación del Santo Sepulcro y la Soledad, con motivo del 75 aniversario de su refundación. Desde las 11.00 horas del Sábado Santo se celebra la "Vela a la Virgen de la Soledad" y las asociadas consuelan a la madre por la pérdida de un hijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine