04 de abril de 2017
04.04.2017
0/11

Semana Santa en Zamora: La entrada de la gota fría el Lunes Santo augura posibilidad de tormentas

Los cielos permanecerán despejados hasta el Domingo de Ramos, cuando la retirada del anticiclón dejará inestabilidad térmica y chubascos

08.04.2017 | 19:55
Juan Pablo Álvarez, Jerónimo García Bermejo, Isabel García y Emeterio Aliste, ayer en la sede de la Junta pro Semana Santa.

Malos augurios para la inminente Semana Santa. La entrada el próximo Lunes Santo de una baja fría o DANA, conocida popularmente como la temida gota fría, dejará paso unos días de Pasión muy propensos a las tormentas. La Agencia Estatal de Meteorología asegura que todavía es pronto para poder pronosticar con cierta exactitud lo que va a ocurrir durante los días centrales de la Semana Santa. Sin embargo, lo cierto es que esa baja fría en altura es la peor noticia que podían recibir las cofradías y hermandades de Zamora. En cualquier caso, habrá que esperar hasta esa fecha de Lunes Santo para ver cómo y hacia dónde evoluciona, pudiendo entrar en la península, expandirse hacia al sur o quedarse en el oeste, lo que significaría un riesgo alto de chubascos en la capital.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ya ha dado un pronóstico inicial sobre el tiempo que hará en la próxima Semana Santa. Una aproximación, dado que aún es pronto para ofrecer certezas, que garantiza cielos despejados y altas temperaturas hasta el Domingo de Ramos e incertidumbre total a partir del Lunes Santo. La gota fría será la condicionante de todos y cada uno de los desfiles procesionales a partir de ese momento y las cofradías deberán esperar hasta minutos antes del inicio del recorrido para saber si podrán pisar la calle y a qué ritmo deberán hacerlo.

El delegado de la Aemet en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez, ha explicado en lo que consiste esa DANA o gota fría. "Es el peor de los escenarios en los que querríamos encontrarnos. Sabemos que la baja fría procede del oeste, aunque aún tenemos que determinar hacia dónde va a evolucionar. En cualquier caso, cualquier perturbación dentro de este contexto dispararía la posibilidad de registrar tormentas", ha indicado el profesional.

La situación meteorológica, por lo tanto, se caracterizará por la "inestabilidad e incertidumbre", según los expertos de la Aemet. "En general, ese tiempo inestable será común en toda Castilla y León, con posibilidades de que se produzca algún chubasco de tipo tormentoso. No obstante, las temperaturas no bajarán de manera drástica, sino que lo realmente anómalo ocurrirá esta semana, cuando se registren altas temperaturas más propias de la segunda quincena de mayo que de la época del año en la que estamos", ha expresado Álvarez.

La presidenta de la Junta pro Semana Santa, Isabel Álvarez, se ha mantenido cauta sobre estas previsiones y ha expresado su deseo de que la Pasión zamorana se pueda desarrollar según lo previsto con la connivencia del tiempo. "Por nuestra parte, rezaremos para que el tiempo no enturbie nuestra Semana Santa y todas las cofradías podamos salir a la calle, que es lo que realmente deseamos", ha indicado la máxima responsable del órgano de cofradías de la capital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine