Elecciones Cofradía de Jesús Nazareno
José Ignacio Calvo Bartolomé | Candidato

"La Congregación ha perdido muchas generaciones por la lista de espera"

"Somos algo distinto al actual presidente y la anterior directiva, abogamos por un rumbo nuevo en el que sobre todo impere la unión de los hermanos"

22.10.2016 | 02:10
José Calvo posa frente a la virgen de la Soledad.

A la previsible presencia de dos candidatos, representantes de la actual directiva y los anteriores gestores de la hermandad, que han venido protagonizando enfrentamientos más o menos velados en los últimos años, se ha unido un tercer aspirante a la presidencia de Jesús Nazareno. Se trata de José Ignacio Calvo Bartolomé, que ayer cumplió 43 años y pretende, dice, devolver el clima de unión que debe imperar en la hermandad.

-¿Por qué se presenta a las elecciones de La Mañana?

-La principal razón es que pretendo lograr la unificación de la Congregación. Creo que necesita un cambio radical, al menos un cambio de aires con respecto a lo que ha habido en los últimos 30 años. Soy una persona que tiene otro punto de vista acerca de dónde tiene que ir la cofradía.

-Tienen enfrente la candidatura del actual presidente y la de la directiva anterior. ¿Dónde se sitúan ustedes?

-En el medio. Es una propuesta distinta a lo que hay y lo que ha habido.

-La ilusión o la frescura de la novedad puede ser su principal valor de cara a los hermanos. ¿La falta de experiencia su principal déficit?

-No, porque sí tenemos experiencia. Yo por ejemplo he estado cuatro años en la directiva de la cofradía y he desempeñado un papel importante como vocal de hermanos de paso y merlús. Por decirle algo, yo he sido el encargado de contratar las bandas de música durante esos cuatro años y creo que he hecho una buena labor. Y tengo conmigo un grupo de gente homogéneo que mezcla juventud con personas que llevan muchos años dentro de la hermandad. Y con un papel protagonista también para las mujeres, que no van a ser floreros en la directiva.

-¿Cuáles son sus propuestas principales?

-Nuestro proyecto para la cofradía es principalmente devolverle la ilusión a hermanos y damas, no perder la esencia de la cofradía, aparte de que las listas de espera han hecho mucho daño a la procesión de La Mañana.

-¿Pretende acabar con ellas?

-Las listas de espera llevan mucho tiempo en esta cofradía, se han perdido muchas generaciones. Poco a poco nos hemos cargado varias generaciones de gente joven. Yo cuando entré en la cofradía hace 30 años daban una serie de medallones al año, que se recogían en el Museo de Semana Santa, sin lista de espera y era una ilusión entrar en la hermandad. Un mes antes de Semana Santa ya estabas deseando que llegara el Viernes Santo. Esa ilusión se ha perdido con las listas de espera. Lo que implica es que poco a poco se vaya envejeciendo la cofradía, no entra gente joven que pueda revitalizar la procesión y llega un momento que pasa lo que se ha visto este último año, por ejemplo.

-¿Este es el principal factor, a su juicio de que vaya poca gente a la procesión?. ¿No hay otros como el botellón?

-Ya bastante hemos cortado la entrada a los jóvenes en la cofradía para que encima estemos desprestigiando a la juventud encuadrándolos en un botellón. Yo creo que el botellón es un problema aparte de la cofradía. Todo el mundo hemos salido de jóvenes de fiesta y a las cuatro de la mañana estábamos en la plaza de Sagasta para salir en la procesión. Echar la culpa al botellón es echar balones fuera a la gestión de las tres últimas décadas de la hermandad. La culpa son las listas de espera, no puedes provocar una demora de once años, porque cuando llega la gente te dicen, como está pasando, un 20% o un 30%, que no.

-Sin embargo, meter a todo el mundo supone un riesgo de masificación excesivo.

-Yo creo que no. Esta procesión perfectamente por la cantidad de grupos escultóricos que tiene es para salir cuatro mil personas sin problemas de espacio ni masificación. Además, a estas alturas si se mete toda la lista de espera se mejorará pero no se llegará a un exceso de hermanos. Porque muchos salen ya con los medallones de otro. El objetivo es que todo el mundo sea hermano de la cofradía y la manera es quitar la lista de espera

-¿Y con las damas?

-Con las damas hay que buscar sistemas distintos como la creación de una figura como la dama numeraria (o hermano numerario en los hombres), como se ha hecho en varias cofradías, para que la gente que no quiera salir, o no desfile ya, no pierda la condición de hermano y mantenga el derecho de voz y voto dentro de la hermandad. Sería una manera de meter más gente a la cofradía. Entregarían el medallón y se lo meteríamos en un cuadro para que no pueda usarlo nadie y esa plaza la ocuparía otra. Persona por persona.

-Otro candidato ha criticado su propuesta de entronización de La Soledad.

-Cada uno podemos pensar de una manera, pero todas las propuestas de los candidatos son respetables. La propuesta de entronización de la Virgen ya la hizo en una asamblea Eduardo Pedrero. Y ahora sería una propuesta que se presentaría a la asamblea para que decida donde puede estar ubicada nuestra virgen de la Soledad

-¿Qué propuestas tiene respecto a la obra social?

-La obra social se tiene que revertir siempre a los hermanos. Hay muchas maneras de ayudar a las personas necesitadas. Por ejemplo, la creación de campamentos para los niños de los hermanos. Los padres tenemos un problema en verano o en navidades, cuando estamos trabajando y los niños están en casa y podríamos hacer perfectamente campamentos urbanos, con lo cual dinamizaríamos la sede. Es solo un ejemplo de propuesta para la obra social. Después ayuda de asistencia a hermanos y la gente que pueda necesitar con riesgo de exclusión social poderle ayudar de una manera económica y bueno es un punto muy importante para nosotros tanto la obra social como el patrimonio de la cofradía.

-¿La sede es demasiado costosa de mantener?

-La sede actualmente tiene una hipoteca y genera gastos, pero en el momento que se acabe de pagar yo creo que se puede autofinanciar. Esos gastos que hay del local se pueden autofinanciar con la venta de artículos de la cofradía. Es un local que está en una situación comercial muy buena, y lo que tenemos que hacer es potenciarlo, dándole un uso. Una idea sería por ejemplo llevar a los colegios a la sede para que los niños conocieran lo que es la cofradía y después visitar el Museo para mostrarles el patrimonio.

-¿Qué ideas tienen respecto al patrimonio de la hermandad?

-Hay un informe de Patricia Ganado con un estudio pormenorizado de las restauraciones de los pasos. Se haría una intervención total en todos los pasos, poco a poco durante los cinco años. La idea es empezar enseguida con La Soledad, su limpieza o la colocación de una lágrima que le falta. Podría ser lo que nos diera tiempo para la procesión del año que viene.

-¿Qué piensa de los actos organizados por la cofradía en plena campaña electoral?

-Es respetable que la cofradía haga unos actos como estos, aunque éticamente tengo mis dudas, porque es cierto que podrían haberse hecho en otra época. .

-Si gana, ¿cual será su primera medida?

-La lista de espera. Presentar la propuesta en la asamblea pedir la conformidad de los hermanos para suprimirla. La decisión requiere un debate.

-¿Subida de cuotas?

-La cofradía se puede autofinanciar con las cuotas de los hermanos. Se puede buscar financiación externa de muchas maneras, con apoyo de instituciones o empresas privadas. Subir las cuotas es inviable.

-¿Qué opina de la Asociación Cultural?

-Yo me presento a presidir una cofradía con más de 350 años de historia, que es una asociación de fieles cristianos, religiosa. La Asociación Cultural es una entidad civil que no tiene nada que ver con la religiosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine