Isaac Macías | Candidato a la presidencia del Santo Entierro

Isaac Macías, candidato a la presidencia del Santo Entierro: "Si ganamos regalaremos el medallón, porque hay que cambiarlo en 2017"

"Crearemos un ropero para que los niños y jóvenes cofrades no tengan que comprar túnica hasta que tengan la definitiva"

15.06.2016 | 00:45
Isaac Macías, candidato del Santo Entierro.

Mantener las cuotas sin subidas, incluso regalando el nuevo medallón que toca cambiar el año que viene es una de las promesas electorales de Isaac Macías Fontanillo, uno de los dos candidatos para la presidencia de la Real Cofradía del Santo Entierro junto con el actual mandatario, Graciliano Hernández. Que la cofradía tenga vida durante todo el año, recuperar San Esteban para actos culturales y crear un equipo que prepare la organización del desfile al menos durante medio año de antelación son algunas de las ideas que se propone poner en marcha, junto con su equipo. Eso sí, va a respetar todas las decisiones que se han tomado en la asamblea, incluido el nuevo itinerario y evita criticar a su rival, "porque habrá hecho todo lo mejor posible a su leal saber y entender".

-¿Que le mueve a presentarse a las elecciones del Santo Entierro?

-Llevo más de tres lustros en esta cofradía. Es algo que tenía en mente y capitaneo un equipo con nuevas ideas, aunque sin perder la raíz de la Semana Santa, tratando de hacerla más grande.

-¿Por qué da ahora el salto?

-Muchos hermanos que a través de la gente de mi grupo me han pedido que me presente, en una idea de mejorar la cofradía. Que la cofradía dure todo el año, que no solo sea una procesión el día de Viernes Santo. ¿Qué es el momento de más lucidez de la cofradía?, evidentemente, pero la hermandad tiene otras muchas cosas que hacer durante todo el año. Ser cofradía es tener, por ejemplo, obra social que es una de las cosas por las que nacieron las hermandades.

-¿Canaliza a los descontentos?

-No los llamaría descontentos, sino gente que cree que hay una forma distinta de hacer las cosas.

-¿Por ejemplo?

-La organización en los últimos tres años del cortejo procesional no ha sido todo lo buena que debería ser. Y es una procesión con muchísima plasticidad, muy rica en patrimonio de mesas, de imágenes, de orfebrería, de telas, por no hablar del cortejo de autoridades eclesiásticas y civiles y la fecha que es. Todo eso hay que ponerlo en valor, tiene que salir con una plasticidad a la calle y para eso hay que hacer un trabajo todo el año. Un trabajo de mantenimiento de patrimonio que nosotros únicamente hemos heredado y tenemos que conservar para las siguientes generaciones. Para eso hay que tener gente muy implicada y muy profesional que no hace falta ir a buscar fuera de la cofradía, la tenemos dentro.

-¿Qué piensan hacer con San Esteban?

-A la iglesia románica hay que darle vida para que sea el centro cultural de la cofradía. Es donde nosotros queremos que se estén organizando exposiciones, seminarios, que la hermandad esté en valor durante todo el año. Y que los hermanos no solo salgan en la procesión, sino que puedan conocer la historia de la cofradía o las directivas que se han sacrificado para sacarla a la calle.

-¿Piensan modificar el recorrido del desfile?

-Nuestra candidatura es absolutamente respetuosa con los estatutos y con la asamblea. El recorrido del desfile se ha modificado este año, lo ha aprobado la asamblea y son acuerdos que hay que respetar. El desfile se podrá mejorar pero siempre desde lo que los hermanos quieran y con una razón de plasticidad. El recorrido siempre ha sido más o menos el mismo, se varía en función de algunas circunstancias. Pero los problemas que ha podido haber estos últimos años, y de ahí viene el descontento del hermano de fila, es porque la organización no ha sido suficientemente ágil como para que el cofrade esté implicado en la procesión todo el recorrido.

-¿Cómo van a hacer eso?

-Yo entré de hermano de fila, luego fui celador y fui prior. Recuerdo que todos los sábados desde octubre teníamos una reunión analizando y criticando fallos y mejorando. El hermano de paso sufre mucho porque tiene que llevar peso, pero el hermano de fila también sufre porque tiene que estar muchas horas de pie, con lo cual hay que tener cierta agilidad y para eso hay que saber organizar una procesión. Una procesión que tiene doce pasos, es como doce pequeñas procesiones, tiene que estar muy incardinada para que esas siete horas que estas en la calle al hermano de fila no le provoques ansiedad. Eso tiene que estar muy coordinado, tiene que ser un grupo muy serio el que lo organice y con muchísima preparación. Estoy hablando de casi medio año para organizar un solo día. Es cierto que es imposible tenerlo todo previsto, o puede llover, pero si el equipo trabaja muchos meses al año las cosas que pueden salir mal son pocas.

-Otra de sus promesas es dar vida a la sede. Todas las cofradías dicen lo mismo, pero casi ninguna lo logra.

-Para eso la idea de que sea cofradía todo el año. Para eso hay que tener gente suficientemente implicada. Se dice, "es que hay que tener mucho tiempo". No, hay que tener un equipo de trabajo multidisciplinar y un equipo al que se le permita trabajar. La sede es perfecta, es la sede de la cofradía donde hay que desarrollar actos. Si además tenemos San Esteban para los actos emblemáticos, mejor. Pero no es cuestión de sedes, sino de actitud, de conocimiento de la cofradía y de ganas de hacer actos por la hermandad. Y para eso hay que tener a la gente oportuna, gente involucrada en la cultura y que conozca muy bien la cofradía para que sepa lo que tiene que desarrollar. Cuando a la gente le dejas que desarrolle su tormenta de ideas al final salen más actos de los que puedas hacer incluso. Lo que pasa es que no puedes esperar a que vengan a hacértelos de la calle, porque eso no tiene sentido. Tienes que abrir la puerta, dejar que la gente opine y aporte las ideas que tiene y luego de forma consensuada hacer aquellas que realmente se puedan desarrollar y las que además beneficien a la imagen de la cofradía. Va a haber, si los hermanos quieren y ganamos las elecciones el día 18, suficientes actos culturales para que la sede esté siempre abierta.

-¿Quién le acompaña en la candidatura?

-En este momento el que doy la cara soy yo. Me parecería una actitud soberbia empezar a decir nombres.

-¿Van a subir la cuota?

-No. Es una de las cosas que tenemos muy clara. Los dos candidatos de la vez anterior llevaban en su programa de trabajo que no iban a subir las cuotas, pero al final las cuotas se subieron. Veinte euros en los tiempos que están cayendo es mucho dinero, sobre todo en una cofradía familiar, donde suele haber como mínimo cuatro miembros cofrades. Los hermanos están haciendo mucho esfuerzo económico, desde mi punto de vista demasiado. Hay que cambiar los medallones y una de las principales medidas que va a desarrollar la junta directiva si nosotros ganamos es regalar el medallón de 2017 porque sería un precio a mayores que muchas familias no están en condiciones de afrontar. Vamos a regalar el medallón y buscar dinero para acometer esa parte.

-¿Cree que sale caro pertenecer al Santo Entierro?

-El hábito y como lo que lleva un hermano del Santo Entierro es suficientemente caro. Esta es una cofradía de familia, y su continuidad depende de que vayamos renovándonos de generación en generación. Y el hábito de un niño hay que cambiárselo por lo menos tres veces hasta que llega a un momento en que se estabilice. Nuestra idea es crear un ropero para los críos hasta el tiempo en que ya se lo puedan comprar y les valga para más tiempo no tengan que hacer las familias ese esfuerzo económico.

-¿Alguna otra propuesta electoral?

-Nuestra idea es que los hermanos jubilados acompañen al paso en la procesión, dos o tres personas por cada uno. Como entendemos que lo van a pedir todos porque el cariño al paso es el cariño al paso, se irá rotando para que puedan estar ahí tengan una función. Porque además hay que escucharles, esa gente ha cargado veinte o treinta años, sabe lo que pasa debajo del paso, dónde hay que hacer un fondo, donde levantarlo, con qué calidad y se merecen que estén representados en su paso, que puedan ir al lado de su paso, creo que es una satisfacción que todos los hermanos jubilados del paso quieren.

-¿Qué opina del mandato de Graciliano Hernández?

-Como estoy acostumbrado a dirigir grupos sé que es muy complicado, sé que es difícil tener contento a todo el mundo y me imagino que Graciliano Hernández habrá hecho lo que a su leal saber y entender haya creído. Yo expongo lo que me parece que no está bien, pero no critico a nadie,. Para eso están las urnas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine