Antonio Martín Alén | Presidente de la Junta pro Semana Santa

"La madrugada del Viernes Santo hay que desvincularla del botellón"

"Las cofradías y hermandades tenemos que trabajar para que esta reunión nocturna, que choca con nuestros valores, pase a la historia"

01.04.2016 | 00:52
Antonio Martín Alén.

El presidente de la Junta pro Semana Santa, Antonio Martín Alén, pese al catarrazo que sufre, analiza cómo han discurrido los días de la Pasión.

-Con la conclusión de la procesión de Resurrección, la Pasión de 2016 ha tocado a su fin.

-Ha sido una excelente Semana Santa. Climatológicamente nos habían dicho que iba a llover toda la Semana Santa y sin embargo se han salvado casi todas las cofradías y hermandades. Lamentablemente Espíritu Santo tuvo que dejar el Cristo en la Catedral, tras realizar un acto precioso dentro del templo. Le llovió un poco a Tercera Caída y al desfile de Jesús Nazareno del Viernes Santo y en Resurrección cayeron unas gotitas, pero lo del Sábado Santo de la Soledad ha sido realmente una pena. Yo iba en representación de la Junta pro Semana y empezó a llover cuando la Virgen estaba en la calle y tuvo que regresar al templo.

-Desde su percepción, los cofrades de acera ¿han respondido?

-Ha sido el año en el que hemos tenido una mayor respuesta por parte de la población y de los turistas. Las calles han estado todos los días llenas de gente desde el traslado hasta (ayer) en Resurrección. La participación ciudadana ha sido ejemplar y también ha sido ejemplar el vallado realizado por el Ayuntamiento de Zamora. También han tapado las señales antes de los desfiles y han limpiado las calles nada más concluir los desfiles. Debemos de reconocer que se han esforzado y tenemos que agradecérselo. Además han venido muchos turistas, como Paloma Gómez Borrero y nos hemos visto negros para encontrarle una habitación en un hotel.

-Alude a que los zamoranos y visitantes han respondido en las aceras. Sin embargo, muchos hermanos pagan las cuotas y luego no salen en sus desfiles, como le ha vuelto a ver en la procesión del Viernes Santo de la Cofradía de Jesús Nazareno que sufre una merma de cofrades de fila, pese a ser miles de hermanos.

-En el caso de esta cofradía el botellón perjudica mucho. Hay muchos hermanos que están con la cruz y luego no se incorporan en ningún momento al desfile. El problema del botellón lo tenemos que abordar de lleno. Fue un error no tomar medidas desde el primer año que se celebró y tenemos que ponerle freno de alguna manera. Me consta que el Ayuntamiento está tomándoselo en serio y entre todos tenemos que hacer algo para anularlo.

-¿Desde la Junta pro Semana Santa van intentar sumar fuerzas para que ese botellón desaparezca?

-Sí, por parte de las cofradías y hermandades vamos a trabajar para que el botellón pase a la historia. Es un comportamiento que perjudica a los comercios, a los hosteleros y también a las cofradías. La Semana Santa de Zamora no puede quedar asociada a un botellón o que se vincule el Viernes Santo en Zamora con el botellón. Durante muchos años hemos luchado por hacer esta Semana Santa y no puede quedar en botellón durante la madrugada del Viernes Santo. Además, esta práctica choca con los valores de la Semana Santa y de las cofradías.

-Los hosteleros son otra parte perjudicada con la celebración del botellón.

-Sin duda y queremos implicarlos más en la Semana Santa. En las próximas semanas vamos a comenzar a poner en marcha una campaña de captación de socios colaboradores. Queremos tener reuniones con representantes de la hostelería y del comercio de la ciudad para explicarles la posibilidad de que se hagan socios colaboradores de la Semana Santa, lo que supone una aportación de 20 euros al año. Su apoyo para nosotros significa muchísimo y como contrapartida en sus negocios pueden lucir un diploma de socio colaborador.

-En estos momentos, ¿cuántos socios colaboradores tienen?

-600. No nos hemos marcado un objetivo numérico. Pretendemos que salga de los propios comerciales y que estén convencidos de que se una manera más de hacer Semana Santa y de ayudarnos. En otras ciudades, como Sevilla, los comercios de múltiples sectores apoyan a sus cofradías y hermandades.

-Los semanasanteros dicen que Semana Santa son los 365 días del año. Hoy ya empieza la siguiente.

-Sí, con la recogida de los reposteros de la fachada del Ayuntamiento, lo que, personalmente, me da mucha pena y hay que empezar a hacer balance. Nuestro objetivo a hora tiene que ser el Museo. Tenemos que tirar para adelante con el proyecto de contar con uno nuevo. Primero tenemos que tener una reunión del Consejo Rector para analizar cada miembro cómo se han desarrollado los desfiles procesionales y luego afrontaremos el tema del Museo. Tras la celebración de la romería del Cristo de Valderrey, el próximo domingo, enviaremos la comunicación a los presidentes de cofradías y hermandades para esa primera reunión de balance y luego ya analizaremos el futuro museo.

-Las cofradías y hermandades optan por un centro museístico nuevo, pero un gran problema sería la financiación de este espacio.

-Tras la reunión del Consejo Rector para concretar cómo hacerlo, nos reuniremos con los representantes de las distintas instituciones implicadas. No obstante, somos conscientes de que no todas las entidades pueden implicarse de la misma manera.

-Su mandado concluye a finales de año. Durante su tiempo al frente del organismo ha existido un consenso, ¿alguno de sus compañeros del Consejo Rector le han pedido que se presente a la reelección?

-No. Todavía faltan unos meses para concluir el mandato y quedan muchos proyecto importantes que encauzar antes de pensar en elecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine