Coomonte se encomienda a la Tercera Caída al recoger su Barandales de Honor

El obispo, Gregorio Martínez, anima a los zamoranos a "retirar lo innecesario" de la Pasión "para llegar a lo esencial", en alusión a Tomás Crespo Rivera

21.03.2016 | 01:22
José Luis Coomonte recibe el Barandales de Honor de manos del presidente de la Junta pro Semana Santa, Antonio Martín Alén.

Incansable artista y artesano. Creador de una estética única en la Semana Santa de Zamora. Sus metales, esos a los que nunca ha querido abandonar, le valieron ayer el premio Barandales de Honor otorgado por la Junta Pro Semana Santa. José Luis Coomonte recibió sobre las tablas del Teatro Ramos Carrión el homenaje del mundo de la Pasión por su contribución a la Hermandad de Jesús en su Tercera Caída. Un desfile en el que el lacre del benaventano está grabado a fuego desde el principio y hasta el final. Su Cruz de Yugos, una de las obras más simbólicas de Coomonte para la cofradía, le acompañó en el escenario durante este día en el que la Semana Santa de Zamora se rindió al creador.

"No sé si esta emoción, cuando coja el Barandales de Honor, me pesará. Con la cantidad de peso con la que yo he andado..." ironizaba José Luis Coomonte durante su breve discurso. Visiblemente impresionado por las muestras de cariño del coliseo zamorano, el artista recordó uno de los pasajes más bonitos de su vida para ponerlo al lado del vivido ayer. "Cuando tenía 28 años, en Salzburgo, tuve un reconocimiento muy importante", explicó en alusión a la Medalla de Oro en Escultura conseguida en la Bienal de Arte Sacro de la ciudad austríaca. "Ahora tengo 28 al revés, más uno de propina. A los 83 años vuelvo a recibir otro premio y estoy muy agradecido", indicó Coomonte.

El artista no quiso olvidarse de la cofradía que le ha hecho grande dentro de la Semana Santa de Zamora. "Quiero agradecer a la Junta Pro Semana Santa por concederme este premio, pero sobre todo a la Hermandad de Jesús en su Tercera Caída. Por proponerme y por votarme. Gracias", apuntó.

El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, también tomó la palabra durante el acto que da inicio oficial a la Semana Santa de Zamora. En primer lugar, quiso valorar la mención realizada por Luis Felipe Delgado durante su pregón hacia los sacerdotes fallecidos. "Me ha gustado mucho ese recuerdo, porque ellos dejaron su vida en Zamora y por Zamora, y a ellos hay que tenerlos permanentemente en el recuerdo", señaló. Martínez Sacristán, igualmente, quiso felicitar públicamente al autor del cartel de la Semana Santa de Zamora, el artista Tomás Crespo Rivera, del que hizo suyas unas palabras con las que explicaba su obra. "Él decía que quería retirar todo lo innecesario para llegar a lo más esencial, que es la cruz. Esa frase condensa toda la Semana Santa de Zamora y ojalá que cada uno de los zamoranos la haga suya y la haga en su propia vida", expresó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine