Algo más que un gran vino

La bodega Elías Mora, con mayoría de mujeres en su equipo, conjuga el saber hacer vitivinícola con la responsabilidad social

08.03.2016 | 01:18
Las cuatro mujeres que sustentan el proyecto enológico Elías Mora.

No sólo se identifica por sus buenos vinos, que gozan de reconocimiento internacional. Descorchar una botella Elías Mora tiene también un buqué a responsabilidad social y aroma a mujer, puesto que en el pentagrama de esta bodega cuatro son las líneas femeninas, algo que cobra especial valor en una jornada como la de hoy, Día Internacional de la Mujer. Aunque se trata de una bodega que bebe de la tradición y de las viñas viejas de tinta de Toro que en el pasado cultivó Elías Mora, ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, no sólo para elaborar vinos al gusto de los paladares más sibaritas, sino también para crear una empresa participativa, que facilita la conciliación de vida familiar y laboral y que hace de la responsabilidad social una de sus señas de identidad, mediante colaboración con asociaciones y el fomento de actividades socioculturales.

"Las empresas son para las personas y no las personas para las empresas", señala la propietaria Vicky Benavides. Con ella trabaja la enóloga Vanesa Pérez que dota de un sello personal a los Elías Mora, mientras que de la parte comercial se encarga la políglota Catalina Madra, cuyo conocimiento de los idiomas y profesionalidad resultan un pilar básico. El equipo de esta bodega abierta al enoturismo se completa con la administrativo Miriam Varela, encargada de la logística y la gestión de compras y el bodeguero Maxi Talegón, que está a pie de campo y cuida el óptimo envejecimiento de los vinos. Con ese equipo humano y una materia prima de primera calidad, Elías Mora ha logrado sacar al mercado: Viñas Elías Mora, un vino sencillo y agradable; el Elías Mora Crianza, que destaca por su clasicismo frente a su otro crianza, el Descarte, más moderno, con mucha fruta fresca elaborado con viñas de orientación norte; Gran Elías Mora, un vino más personal, con matices muy especiales; Elías Mora Reserva, un vino muy elegante y con muy buena evolución en botella; 2V Premium, procedente de una parcela muy especial, muy concentrado y con personalidad muy marcada; y el Tinto Dulce Benavides, hecho con uvas pasas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine